28 kilos de heroína en el cubo de basura

La policía intercepta un alijo cuando un 'catador' de droga iba a ocultarlo

La mafia turca servía la mercancía (heroína del tipo brown sugar) y un clan asentado en el poblado marginal de la Cañada Real Galiana (Madrid) se encargaba de venderla, tanto al menudeo como en lotes de un kilo. Pero antes de cerrar cada operación, los españoles hacían que un yonqui de 42 años actuara como catador o probador de la sustancia para confirmar así que era de buena calidad. Y en esta ocasión lo era: 28 kilos de heroína recién transportados a España por un camello búlgaro.

Los agentes de la Sección de Heroína de la Brigada Central de Estupefacientes cayeron sobre los narcotraficantes justo cuando el catador, Mario M., trataba de escabullirse de la Cañada Real Galiana arrastrando un cubo de basura que escondía 54 paquetes de heroína. Es el mayor alijo interceptado en lo que va de año. Su precio al por mayor oscila entre los 17.000 y los 20.000 euros por kilo.

La Operación Rodilla se ha saldado con el arresto de los turcos Halil I. E., Ibo, considerado el delegado en España de la red turca, y Ali O. S., Husseyin, dirigente de la misma organización, que se había trasladado a España para supervisar la transacción, según fuentes policiales.

Los agentes también han detenido a Eduardo F. B., patriarca del clan español, que fue arrestado cuando salía de un piso de seguridad situado en el número 42 de la calle de Chantada, en Madrid, acompañado de Ibo. Llevaban una bolsa con más de 150.000 euros supuestamente destinados al pago de la heroína.

Posteriormente fueron arrestados Julio F. B., hijo del patriarca, y su esposa, María de los Ángeles, en las inmediaciones de la corrala donde tenían instalada su droguería abierta al público.

Los agentes de la Brigada Central de Estupefacientes tuvieron que aguantar una lluvia de insultos -"¡Canallas! ¡Sois unos canallas!"- pese a ir protegidos por un equipo de antidisturbios para evitar ser víctimas de un hipotético ataque de los traficantes y los drogadictos que pululan por la zona tanto de día como de noche.

El turco enviado por la mafia para controlar la operación fue localizado y detenido en un hostal de la céntrica calle de la Montera, a tiro de piedra de la Puerta del Sol, según la policía.

Los investigadores registraron una casa de Orusco de Tajuña, donde residía Ibo, y la corrala habitada por el clan de los distribuidores de droga. En esta última hallaron unos 9.000 euros en monedas de un euro y 50 céntimos que se supone procedían de la venta de papelinas a los yonquis.

Alijo de heroína aprehendido y dinero decomisado en la operación.
Alijo de heroína aprehendido y dinero decomisado en la operación.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción