Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:John Lilly | EL NUEVO NAVEGADOR

"Tenemos más éxito en Europa que en Estados Unidos porque reflejamos sus valores"

El director de Mozilla y máximo responsable de Firefox 3: "No hay 'software' que se utilice más que el navegador. Me paso más tiempo con él que con mi familia" - El 40% de la nueva aplicación ha sido escrita por voluntarios -"250.000 personas se descargarán el F3"

John Lilly tiene pinta de formal, bienpensante, políticamente correcto. Quizás el monstruo Mozilla ya no mete miedo, y el zorro se ha asilvestrado con el éxito. En enero relevó en la dirección de Mozilla a Mitchell Baker, trapecista, partidaria de afeitarse media cabeza y de pintarse las uñas de azul. Lilly es discreto hasta para posar, pero cuando abre la boca, no se corta.

Pregunta. Cada dos años un navegador Firefox y éste con 15.000 mejoras. ¿Tan malo era el anterior?

Respuesta. Oh, no; pero no hay software que se emplee más que el navegador. Yo paso más tiempo con mi navegador que con mi familia. Por otra parte, estamos abiertos a la comunidad de programadores, que quieren mejorar el producto continuamente.

"En Europa, los gobiernos están vigilando que los sistemas operativos estén abiertos para todos, sin que haya incompatibilidad entre los programas".

"La misión de Mozilla es que cada vez más gente intervenga en la construcción y en la operatividad abierta de Internet. Firefox 3 es una herramienta para conseguirlo".

P. De esas 15.000 mejoras, del Firefox 3, ¿cuáles son las claves?

R. Primero, cómo hacer el navegador más rápido para bajarte páginas, el correo y las aplicaciones Ajax; en segundo lugar mejorar las aplicaciones que ya tenía Firefox 2. Ahora, por ejemplo, las búsquedas son más fáciles. Hemos mejorado mucho la usabilidad. Y por último hemos gastado mucho tiempo en seguridad. Hay muchos malos tipos en el mundo que tratan de propagar virus y spam por la Red.

P. Las mejoras dependen fundamentalmente de la actividad de esa comunidad mundial. Por un lado es un ahorro de costes, pero por otra, ¿no es demasiada dependencia para garantizar un producto estable?

R. Siempre hemos sido una organización de la comunidad mundial. El 40% de Firefox 3 ha sido escrito por ella. Es el mismo porcentaje que el 1 y el 2, aunque hemos ampliado nuestro equipo fijo. Hemos crecido por los dos lados, por eso salimos en 48 lenguas a la vez en el primer día. Esto es muy notable porque el Explorer de Microsoft salió en una sola lengua en su primer día. El producto es mucho mejor gracias a esa enorme red de gente trabajando por todo el mundo.

P. ¿Y cómo se dirige una empresa donde la mayoría del personal es voluntario?

R. Lo importante no es si les pagas o no, lo importante es si les das una responsabilidad, algo en lo que trabajar. Entonces es asombroso ver cómo consigues los objetivos. A veces un proyecto nace de su iniciativa. Por eso me sorprende la poca importancia que las empresas de software le dan a los idiomas. Se debería tener el software en tu propio idioma, sea español o suajili, y no siempre en inglés.

P. Firefox es más popular en Europa que en Estados Unidos. ¿Por qué?

R. Principalmente porque reflejamos los valores europeos. La pluralidad de culturas, la transparencia, el tener una mente sin prejuicios. Producimos un beneficio a la sociedad. No tenemos una finalidad lucrativa, y todo eso llega muy bien a la sensibilidad de los europeos. Yo creo que Europa no es la suma de Francia y España y demás países; va más allá, es algo más imaginativo. Y creo que reflejamos muy bien esos valores. Además hay que añadir que históricamente Netscape era bastante fuerte en Europa. En tercer lugar, a diferencia de Google o Microsoft, en Mozilla no parecemos muy americanos, parecemos más una ONG. Tenemos 160 personas en 20 países, más gente fuera que dentro de Estados Unidos.

P. Pese a cierto grado de solidaridad, es muy difícil cambiar los hábitos en la gente, pasarse del Explorer al Firefox.

R. Sí, pero los europeos tienen un sentido más sofisticado de la responsabilidad social que los norteamericanos. En Estados Unidos lo escogen porque es cool, porque es más rápido que los otros, pero en Europa se utiliza más porque está hecho por una organización de voluntarios y usa código abierto. Quizás estoy idealizando Europa.

P. Otros fenómenos digamos cool, como los Mac sí que triunfan más en Estados Unidos que en Europa. ¿No le parece singular la aceptación de Firefox fuera de Estados Unidos?

R. En Europa los gobiernos están vigilando que los ordenadores, que los sistemas operativos, estén abiertos para todos sin incompatibilidad entre unos programas y otros. Esta política es mucho más atractiva que el simple cambio del navegador o de la cuenta de correo.

P. Firefox, y cualquier otro navegador, tiene que luchar contra la comodidad de que al comprarte un ordenador existe un 95% de posibilidades que ya tenga dentro el Windows y con ello el navegador Explorer. ¿Contra eso es imposible luchar?

R. Ciertamente es más fácil para el usuario seguir con el Explorer de Windows; pero Firefox ha roto cualquier expectativa.

P. Y finalmente, exitoso o no, Firefox es gratuito. ¿Va a seguir viviendo siempre del dinero de la Fundación Mozilla o tiene otros recursos?

R. Tenemos ingresos publicitarios. Cuando escribes un tema con el navegador, por ejemplo fútbol, y a la derecha pueden aparecer enlaces a Nike o eBay, por ejemplo, eson son los Adwords de Google, y un porcentaje de esa tarifa publicitaria es para Firefox. Aunque seamos una fundación sin ánimo de lucro, necesitamos pagar por las cosas.

P. Firefox le está quitando mercado al Explorer. ¿Qué tal sus relaciones con Microsoft?

R. Históricamente, Microsoft controlaba la distribución del software. Por esta razón el mercado de los navegadores estaba estancado. Esto ocurriría en el 2000-2001. Cuando Firefox apareció algunos empezaron a usarlo, cogió fuerza y de repente nos vimos compitiendo con Microsoft y su plataforma. Ahora hablamos con ellos, hacemos test en sus laboratorios. Es bastante curioso.

P. Tras cinco años de parón, Microsoft sacó nuevo navegador. Eso debió ser la prueba del éxito de Firefox ¿no?

R. Fue la primera prueba de que Firefox intentaba ganarles, que era competitivo. Desde mi primer punto vista, el Explorer 7 es mejor que el 6. Originariamente sólo planeaban ponerlo en Vista, pero gracias a la presión de Firefox también lo pusieron en XP. Y medio millón de personas tuvo un navegador mejor gracias a nuestra presión. Así funciona el mercado cuando hay competencia.

P. ¿Qué tal con Apple?

R. Me gusta su empresa, su tecnología; pero son la competencia, como Microsoft, aunque más innovadores y con mejores productos. Su navegador Safari es bueno, pero me gusta más Firefox.

P. ¿Qué porcentaje de mercado esperan obtener con el nuevo con el Firefox 3?

R. Ahora tenemos alrededor del 20%, en Europa creo que casi el 30% y en España algo menos. Hay 1,8 millones de usuarios en el mundo. Creo que el Firefox 3 será descargado por un cuarto de millón de personas más; preveemos superar el 30% en todo el mundo, pero no tenemos expectativas concretas. Firefox es sólo un medio para conseguir el objetivo final, un Internet abierto. La misión de la fundación Mozilla es que cada vez más gente pueda intervenir en la construcción y en la operatividad abierta de Internet. Firefox es una herramienta para conseguirlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de junio de 2008