Análisis:DESDE EL PARQUÉ | MERCADOS
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

El sector bancario se desinfla

El impulso del sector bancario que animó a la Bolsa en las últimas sesiones ha finalizado con la misma rapidez y brusquedad con que se generó.

El Ibex 35 perdió en esta sesión el 1,32% para terminar ligeramente por encima de los 12.800 puntos, aunque abrió al alza por la inercia de las subidas previas en otros mercados. A primeras horas de la mañana, el Ibex 35 subía el 0,39% hasta los 13.049,70 puntos, pero la burbuja bancaria se desinfló y dejó al mercado sin argumentos para frenar la salida de papel.

El dato definitivo del IPC armonizado de la eurozona del mes de mayo subió una décima más que el dato provisional, hasta el 3,7%, y deja bien abonado el terreno para que el BCE reajuste su política de tipos de interés con ese argumento.

Los bandazos del precio del petróleo, que en el mercado de Nueva York rozó los 140 dólares poco después de abrir la sesión, tampoco animaban a los inversores a arriesgar algún movimiento comprador.

La acumulación de la actividad de la Bolsa española sobre los valores del Ibex 35 -entre los tres principales acapararon el 52% de la contratación del "mercado abierto"- indicaba a los particulares que los hilos los movían los grandes inversores, algo que viene sucediendo con regularidad en las últimas semanas. Así las cosas, ni siquiera algunos recortes importantes lograron que la inversión de a pie buscara algún rebote, lo que redundó en un nuevo descenso del volumen negociado.

En el Mercado Continuo se movieron 4.015,42 millones de euros, lo que supone el tercer descenso consecutivo del negocio. En el "mercado abierto" la contratación fue de 3.389,70 millones de euros, una cifra que también se anota su tercera caída consecutiva y que indica que el nivel de riesgo es elevado.

Las presiones sobre los tipos de interés cedieron ligeramente, al menos en los mercados de bonos, en los que las rentabilidades se mantenían o cedían ligeramente, con la excepción de Estados Unidos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS