El Gobierno prohíbe la protesta de los agricultores por "peligrosa"

El Ejecutivo cree que la manifestación pone en riesgo a personas y bienes

La Subdelegación del Gobierno en Almería no ha permitido que los agricultores de la provincia, convocados por las coordinadoras agrícolas Asaja y Coag, se manifiesten hoy ante las puertas de la Delegación de Hacienda. El sector quiere reclamar rebajas fiscales antes de que finalice el plazo para presentar la Declaración de la Renta. La prohibición para manifestarse se produce cinco días después de la batalla campal entre policía y agricultores ante las puertas de Hacienda y en la que 13 agentes resultaron heridos y otros ocho manifestantes acabaran con contusiones.

Los agricultores aplazan su movilización para el próximo día 25
Más información

El Gobierno cree que "durante la concentración podían producirse alteraciones del orden público con peligro para personas o bienes".

La reivindicación que demandan los agricultores con carácter urgente es la rebaja fiscal por la vía de la excepcionalidad. La ley de módulos contempla la posibilidad -con carácter excepcional y a un sector determinado-, de rebajar el módulo por circunstancias determinadas ocurridas en el año fiscal (virosis, plagas, tempestad, vientos, lluvias, etcétera) siempre que haya existido una pérdida de producción. Los agricultores querían demandar hoy esa rebaja fiscal por la vía de la excepcionalidad toda vez que se hicieron los informes pertinentes y se reclamó al ministerio. "El problema es que Hacienda no lo ha contemplado. En 2006 sí se contempló y el módulo pasó del 37% al 27% por la vía de la excepcionalidad", defendió Andrés Góngora, de COAG. La prohibición del Gobierno a la manifestación ha sentado como un jarro de agua fría al sector y, en especial, al colectivo de Asaja, que lo tildó de "provocación". "Es una provocación porque no nos han dado una alternativa", comentó el presidente provincial de Asaja, Francisco Vargas.

Según el Gobierno, en la manifestación del pasado miércoles se produjeron una serie de incidentes "graves" originados por un grupo de participantes que, manifiestamente, "agredieron a la Policía" encargada de proteger el edificio público, produciendo heridos y desordenes públicos, así como daños en propiedades privadas y en el mobiliario urbano. "Como consecuencia de esos hechos, se ha generado un ambiente de tensión que se ha visto incluso agravado por las declaraciones efectuadas posteriormente por los dirigentes de las organizaciones agrarias convocantes, quienes lejos de ayudar a normalizar la situación y conducir acciones reivindicativas por una vía pacífica, han contribuido a aumentar el nerviosismo en el sector agrario", informó la Subdelegación en Almería.

Los agricultores han aplazado su movilización para el próximo día 25 con otra propuesta de recorrido que concluirá ante las puertas de la Subdelegación del Gobierno. "Queremos terminar en la Subdelegación porque es el Gobierno quien tiene que aplicar la rebaja y, en segundo lugar, porque queremos demostrarle al señor Corpas [Miguel Corpas, subdelegado del Gobierno en Almería] que sabemos hacer las cosas bien y si no se nos interrumpe en nuestros actos, no son actos vandálicos", dijo Vargas, que aseguró que si el Gobierno rechaza la nueva protesta interpondrá denuncia ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Los dirigentes de Asaja y Coag comparecieron ayer en el Juzgado de Instrucción número 5 de El Ejido imputados por un presunto delito de desorden público como responsables del corte realizado en la autovía del Mediterráneo (A-7) por afiliados de sendas organizaciones el jueves pasado.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción