El G-8 avisa de que la inflación lastrará el crecimiento

Almunia ve a EE UU en peligro de caer en una crisis como la de los setenta

Agencias

Los ocho países más ricos del mundo alertaron ayer sobre "los vientos en contra" que amenazan el ya lento crecimiento económico mundial a causa de los elevados precios del petróleo y los alimentos. Los ministros de Economía y Finanzas de Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Canadá, Alemania, Japón y Rusia (G-8) cerraron en Osaka (centro de Japón) una reunión de dos días.

"Los elevados precios de las materias primas, especialmente del petróleo y los alimentos, representan un serio desafío para el crecimiento estable en todo el mundo, tienen graves implicaciones para los más vulnerables y podrían aumentar la presión inflacionista mundial", dijeron en un comunicado, en el que evitaron cualquier mención a nuevos controles sobre los mercados del crudo y de divisas.

El Secretario del Tesoro de EE UU, Henry Paulson, advirtió que los altos precios del petróleo podrían prolongar la desaceleración de la economía estadounidense, mientras el comisario de Asuntos Económicos de la Unión Europea, el español Joaquín Almunia, aseguró que Estados Unidos corre el riesgo de caer en la estanflación (recesión unida a inflación elevada), al estilo de la década de los setenta.

El 'factor especulación'

La reunión trató la posibilidad de que tras la escalada del precio del petróleo, que se ha duplicado en un año, se escondan movimientos especulativos. Aunque no hubo acuerdo -EE UU lo rechaza, mientras que Italia lo defiende-, el grupo de ministros decidió encargar al Fondo Monetario Internacional un estudio sobre el posible impacto de la especulación en el alza del crudo. Sólo el ministro italiano de Finanzas, Giulio Tremonti, fue claro al apuntar a este factor como uno de los que influyen en el precio del crudo, que ha llegado a los 137 dólares el barril de brent, y pidió que se ponga freno a esta escalda. Los ocho países reunidos en Japón son importadores de crudo y tienen poca influencia sobre los mercados del petróleo.

Las negociaciones previas a la reunión de Osaka estuvieron marcadas por las relaciones entre la actual debilidad del dólar. El ministro de Finanzas japonés, Fukushiro Nukaga, señaló que los ocho países no han tocado en la reunión el tema de las divisas, ni el de las posibles intervenciones sobre los mercados de comercio exterior.

Además, los ministros de Economía y Finanzas dieron la bienvenida al lanzamiento de los nuevos Fondos de Inversión Climática, y expresaron su compromiso con los países en vías de desarrollo para abordar el cambio climático.

El comunicado remitido por los ministros informó de los resultados del cuarto informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, que consideró "inequívoco" el efecto del calentamiento global. Y agrega que podría incrementarse por "los retrasos a la hora de reducir las emisiones" de gases contaminantes, con el consiguiente riesgo tanto para los países en vías de desarrollo como para los desarrollados.

La ministra francesa Christine Lagarde, ayer en Osaka con el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.
La ministra francesa Christine Lagarde, ayer en Osaka con el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 14 de junio de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50