Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SEAT IBIZA 1.6 16v. SPORT 5p. | PRUEBA

Un Ibiza más grande que prima la calidad

El utilitario de Seat se ha hecho mayor y ahora cumple mejor como coche familiar. Tiene una imagen deportiva con presencia y personalidad, destaca por su calidad de conjunto y ofrece un interior amplio y un maletero más grande. Además, es más ligero para reducir el consumo, y sobre todo más seguro: toda la gama incluye de serie el control de estabilidad ESP. Pero mantiene unos precios competitivos: desde 12.900 euros.

El Ibiza es el utilitario de referencia en España y el principal soporte de Seat en el exterior. Gran parte de su éxito se ha cimentado en su imagen deportiva y en una variada gama de motores turbodiésel. Y el nuevo modelo refuerza estos aspectos, pero adopta un envoltorio más grande y elaborado, y una calidad de fabricación sobresaliente que refleja la influencia de Audi, con la que se ha integrado dentro del grupo VW.

El utilitario de Seat prima también la seguridad, incluyendo de serie el control de estabilidad ESP, lo que le distingue de los demás utilitarios populares. Y aunque estas mejoras le sitúan en un escalón superior, mantiene unos precios ajustados que completan sus ventajas (desde 12.900 euros).

MÁS INFORMACIÓN

Más tamaño y personalidad

El Ibiza es el utilitario más grande del mercado. Mide 4,05 metros de largo,

como los familiares compactos de hace 10 años (Golf, Astra y otros), y la versión cinco puertas puede cumplir incluso como coche único de familias jóvenes. Además tiene una imagen y presencia superiores a sus rivales, que le hacen parecer más coche que ellos.

En la línea destaca el diseño del frontal y los nervios que recorren el capó delantero y el lateral para realzar su carácter. No tiene un rostro irresistible, ni interpreta la deportividad con la belleza de los modelos italianos o alemanes más seductores, pero muestra una personalidad bien definida y refleja su calidad en los detalles. Así, la precisión de las ranuras que separan las piezas de la carrocería es similar a la de las marcas de prestigio, estrena un chasis un 13% más rígido que mejora la estabilidad y la seguridad, y tiene una buena aerodinámica (CX: 0,32). Y a pesar del aumento de tamaño pesa casi 50 kilos menos, lo que reduce consumos y emisiones.

Más amplio que sugerente

Con sus generosas medidas, el nuevo Ibiza ofrece un interior amplio y un maletero un 10% mayor que refuerza sus virtudes familiares (ver página 19) y le sitúan por encima de los demás utilitarios y le permiten competir con algunos modelos compactos de la categoría superior (Focus, Astra...).

Las plazas delanteras y las traseras se mantienen casi sin cambios, pero ahora está mejor acabado, con un diseño más moderno, materiales más sólidos y una sensación de calidad y consistencia sobresalientes (mandos, puertas...). Sin embargo, presenta detalles mejorables, como una

consola central algo austera y minimalista, y una insonorización mecánica y de rodadura que aumenta la rumorosidad y no está a la altura del resto. Pero, al margen de estos matices, es un utilitario cómodo y seguro para viajar que se disfruta al volante y supera en calidad de conducción y comportamiento a casi todos sus competidores.

Dos carrocerías y cuatro motores

El nuevo Seat sólo se vende de momento en carrocería cinco puertas con cuatro motores (cuadro izquierdo). Tres son de gasolina 1.2 tres cilindros, 1.4 y 1.6 (70, 85 y 105 CV), y hay un 1.9 TDi (105 CV). Todos llevan cambio de cinco marchas, tienen precios competitivos y se ofrecen en tres acabados: Reference, Stylance y Sport. Pero el primero incluye ya cuatro airbags, ABS, sensor de presión de ruedas y ESP, algo poco habitual en su categoría. Y añade radio-CD con MP3, elevalunas delanteros eléctricos y todo lo habitual. El aire es opcional (960 euros) y viene de origen en el Stylance, que suma ordenador de viaje, control de velocidad, llantas de aleación y elevalunas traseros eléctricos. Y el Sport añade llantas de 16 pulgadas, y otros detalles. La gama se completará en julio con la versión tres puertas (Sportcoupé) y otros motores. Y más adelante se ofrecerá el nuevo cambio automático-secuencial DSG de siete marchas.

Conclusión

El Ibiza es uno de los mejores utilitarios europeos y cumple también como coche único. Ofrece una imagen poderosa, un interior práctico y una calidad sobresaliente. Y añade un comportamiento eficaz, un equipo de seguridad muy completo y precios justificados.

DEPORTIVIDAD Y SENTIDO PRÁCTICO

El estilo deportivo define el diseño interior del nuevo Ibiza y se aprecia en detalles como el volante, la instrumentación serigrafiada en rojo, el pomo del cambio o las formas envolventes de los asientos delanteros. Destaca también la calidad de acabados, con buenos ajustes y materiales, y la sensación de solidez y precisión que transmiten las puertas o el tacto de los mandos en general. Pero hay detalles mejorables, como el aspecto austero del salpicadero, que aunque aplica plásticos blandos en dos tonos es poco vistoso, o las tapicerías y los adornos grises del volante, que restan categoría al conjunto. La consola central es muy sencilla y reparte los mandos en tres zonas: arriba, el equipo de música; debajo, la climatización, y el resto de los accesorios, delante del cambio. Las plazas traseras mantienen la amplitud que distinguía al anterior Ibiza, pero ahora incluye más huecos: repisa y dos posavasos frente al cambio, cajones bajo los asientos delanteros, bolsas grandes en las puertas, repisa a la izquierda del volante, bolsas en los respaldos y un posavasos más para las plazas de atrás. El maletero es un 10% más grande (292 litros) y supera al de los demás utilitarios.La zaga, sólida y sencilla, lleva el picaporte integrado en el escudo de Seat.

MEJOR EQUIPADO

El Ibiza es un poco más caro que algunos de sus rivales, pero tiene un tamaño superior e incluye un maletero más grande y un equipo de serie más completo, con control de estabilidad ESP y sensor de presión de ruedas desde el acabado básico Reference. El nuevo Seat cuesta 1.800 euros más que un 207 similar, pero el Peugeot incluye ya en el precio el descuento del mes, tiene unas prestaciones inferiores, y aunque viene con dos airbags más (6), hay que añadirle el ESP (500 euros).

La diferencia con el Polo baja a 1.000 euros, y el VW viene sin ESP y el radio-CD se paga aparte (300 euros). El Grande Punto cuesta casi igual, y el Clio es 200 euros más caro que el Seat. Los dos vienen con seis airbags, pero el ESP es opcional en ambos (491 y 295 euros), como el MP3 (98 y 147 euros). En cambio, el Fiat añade conexiones bluetooth y puerto USB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de junio de 2008

Más información