Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP vuelve a bloquear la sustitución de dos consejeros del Bloque en TVG

La Xunta selecciona los expertos que asesorarán la reforma de los medios públicos

El Partido Popular mantuvo ayer en el Parlamento su decisión de bloquear la sustitución de los dos consejeros nacionalistas de la Compañía de Radio Televisión de Galicia, uno de los cuales falleció a comienzos de año. Por segunda vez consecutiva el PP impidió con su abstención (se necesita mayoría de dos tercios) la elección en el Parlamento de dos nuevos representantes del Bloque en CRTVG, lo que en la práctica le otorga el control del Consejo de Administración que gobierna la radio y la televisión autonómicas, en el que ahora los populares tienen seis representantes, el PSdeG cuatro y el BNG sólo uno (Celia Pérez Orxe se mantiene en el puesto mientras no se desbloquee su sustitución y la del fallecido Lois Obelleiro).

La Cámara aprobó la Ley de Medidas Urgentes en materia de Vivienda

Del Consejo depende, entre otras cosas, la convocatoria de 220 puestos de trabajo (bloqueada desde el año pasado).

El portavoz del PP, Manuel Ruiz Rivas, volvió a exigir a los grupos que apoyan al Gobierno la elección en el Parlamento, por mayoría cualificada, del director de CRTVG, un cargo que, desde la creación del ente y por decisión de los propios populares, es ocupado desde hace 22 años por una persona que designa directamente el presidente de la Xunta.

Ruiz Rivas se preguntó por qué PSdeG y BNG no quieren ahora dar cumplimiento a las previsiones del pacto de Gobierno y se resisten a pactar la elección del director general. Obviando que el actual director general no puede ser destituido, aseguró que para cambiarlo "no hace falta reformar ninguna ley, sólo hace falta voluntad" por parte de los grupos parlamentarios.

El representante del PP comparó la independencia de TVG con las emisiones de TVE y con el No-Do durante el franquismo y se quejó de que la marginación que sufre su partido en los informativos de la radio y la televisión autonómicas.

Carlos Aymerich, en nombre del BNG, calificó de "inmoral" y "obscena" la actitud de los diputados del PP, que han decidido trasladar a Galicia los vetos que han convertido en norma en la política española. "No deberían sacar provecho de un fallecido ni del derecho de cada grupo a sustituir a sus representantes", se lamentó. El PP, que ahora exige la elección del director general en el Parlamento, rechazó en su día la iniciativa legislativa popular que lo proponía. La modificación de la ley, recordó, está en el pacto de Gobierno y no puede servir de excusa para impedir la renovación del Consejo.

En el mismo sentido se expresó el portavoz del grupo parlamentario socialista, Ismael Rego. La renovación de vacantes en el Consejo, recordó, nunca supuso un problema durante los últimos 20 años. La actitud del PP "sienta un grave precedente" que sólo puede ser atribuido a que al frente de este partido se encuentra "el Acebes gallego, al que cada día le queda más grande la gestión de la confianza que los gallegos le dieron a Fraga". Aprovecharse de un fallecimiento, añadió, no sólo es "una bajeza moral" sino un comportamiento "políticamente rastrero".

La reforma de la vigente ley, pactada por PSdeG y BNG, arrancará la semana que viene con el nombramiento, por parte de la Xunta, de un comité de entre cinco y seis expertos encargados de preparar una propuesta antes de que finalice el mes de julio.

En la misma sesión plenaria, el Parlamento aprobó definitivamente (con la oposición del PP) la Ley de Medidas Urgentes en materia de Vivienda que incrementa las reservas de suelo para vivienda protegida del 20% al 40% en los ayuntamientos de más de 20.000 habitantes. Este porcentaje será del 30% en los municipios de menos de 20.000 habitantes (del 20% si se demuestra que el 30% "es manifiestamente superior" a la demanda existente). Quedarán exentos los municipios de menos de 5.000 habitantes si no hay un mínimo de viviendas previstas.

También superó su primer trámite parlamentario la reforma del impuesto de sociedades y donaciones (en este caso también votó en contra el grupo popular, que la considera insuficiente). Sí logró la unanimidad de la Cámara una proposición de ley del BNG que pretende restituir la toponimia oficial en los puertos del Estado en Galicia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de junio de 2008