LA CALLE | De tiendas
Columna
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

Pan, pastas y periódicos

Hay quien espera toda una vida a que le den una sorpresa. Otros quieren dar esa sorpresa pero no saben ni cuándo ni cómo. Ahí va una idea. Por amor, por un aniversario o simplemente porque te apetece, enviar un desayuno sorpresa a domicilio. Matías Buenos Días es una empresa catalana que ofrece desayunos y cestas a domicilio y para empresas. Cada mañana Matías Buenos Días te deja en la puerta de casa, antes de las ocho de la mañana, el pan y la bollería recién hecha, además de los periódicos preferidos. El inconveniente es que sólo reparten en la zona alta de Barcelona. Sin embargo, si se opta por alguna de las cestas no hay límite en la ciudad ni en el extrarradio. Dos ejemplos: la cesta after farra para tres personas cuesta 76 euros e incluye panecillos, chocolate y zumos naturales. El desayuno sorpresa, por 35 euros, lleva, además, tarjeta de felicitación.

Matías Buenos Días -matías por matí en catalán- nació en 2002, superó algunas barreras y hace dos años que funciona bien, según cuenta su propietario, Ignacio Loureio. "Nos dimos cuenta de que en algunas zonas de Barcelona la gente debía desplazarse para comprar el pan y el periódico. Ahora tenemos unos 300 clientes fijos y servimos unos 250 desayunos a diario", explica. Matías Buenos Días asegura que tiene en mente extender el servicio de desayunos a todos los barrios de Barcelona, pero de momento se centran en la parte alta. "No llamamos a la puerta, llegamos a acuerdos con los porteros y los vigilantes y entregamos el desayuno", afirma Loureio. "Llegar a toda Barcelona antes de las ocho de la mañana resultaría complicado".

Matías Buenos Días ha llegado a acuerdos con proveedores como los supermercados ecológicos Veritas. "Buscamos productos que no se encuentran fácilmente en el supermercado", subraya su propietario. Para contactar con ellos, vale tanto el teléfono como la página web.

- Lo más: el factor sorpresa de un desayuno con pan caliente, jamón y café.

- Lo menos: sólo para residentes en la zona alta (Sarrià-Sant Gervasi, Tres Torres y Esplugues).

- Matías Buenos Días. www.matiasbuenosdias.com

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

apantaleoni@elpais.es

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Ana Pantaleoni

Redactora jefa de EL PAÍS en Barcelona y responsable de la edición en catalán del diario. Ha escrito sobre salud, gastronomía, moda y tecnología y trabajó durante una década en el suplemento tecnológico Ciberpaís. Licenciada en Humanidades, máster de EL PAÍS, PDD en la escuela de negocios Iese y profesora de periodismo en la Pompeu Fabra.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS