Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
'Zapping' global / Austria

Natascha y Nicki Lauda se confiesan en televisión

Natascha Kampusch, la joven que en verano de 2006 dejó atónito al mundo al escapar de su secuestrador después de ocho años encerrada en un zulo, debutó la semana pasada como presentadora de un programa de la cadena privada Puls4. Durante el cautiverio, la radio y la televisión fueron su único vínculo con el mundo exterior, de aquí que el oficio de periodista siempre le llamara la atención. Kampusch no recibirá un sueldo por su trabajo, sino un porcentaje por la venta del espacio a las emisoras que lo soliciten.

Ahora, a sus 20 años, ha querido invertir los roles después de haber vivido el enorme acoso de la prensa. El ex piloto austriaco Niki Lauda, triple campeón de fórmula 1, fue el invitado a la primera entrevista de una serie de seis titulada Natascha se encuentra con... Sin despojarse de su timidez, abordó a Lauda, de 59 años, con calma y amabilidad. El ex piloto contó su vida con todo lujo de detalles, y a su vez interrogó a Kampusch cuando percibía que entre los dos había algo en común. "Ambos hemos vivido experiencias extremas", dijo. Se refiere al accidente que casi le costó la vida en 1976, y en el caso de ella al calvario que padeció durante el secuestro.

El antiguo campeón se quitó la gorra roja y mostró sus cicatrices. Kampusch aseguró que su mayor riesgo fue atreverse a escapar de su raptor, Wolfgang Priklopil. "Desde que yo tenía 12 años sabía que quería huir, pero me costaba porque no quería entregarlo a la policía, ni que se suicidara, como había amenazado. Pero luego pensé que él tampoco había pensado en mí cuando me secuestró, ni yo había elegido esa vida. Por lo tanto, no tengo la culpa de que él se haya suicidado".

La capacidad de superar experiencias traumáticas los unió. Lauda señaló que nadie creía que pudiera salir adelante tras el accidente, y recordó con disgusto que un cura le dio la extremaunción en lugar de ánimos. Kampusch describió su técnica de superación: "Yo me ayudo con higiene psíquica. Cuando algo me trastorna, lo elaboro mentalmente hasta que planifico y encuentro una solución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 8 de junio de 2008