Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

40 muertes por encargo

En España se producen anualmente unos 40 asesinatos a manos de sicarios, la mayoría de ellos relacionados con el tráfico de drogas, según fuentes policiales. Una gran parte de estos crímenes quedan sin aclarar porque resulta imposible identificar a la víctima, o bien porque jamás se halla una pista para descubrir a los autores.

El método más habitual es el del tiro de pistola en la cabeza o en el pecho. Pero en los últimos meses, la policía ha descubierto incluso cartuchos de explosivo en manos de personas vinculadas con matones de discoteca e individuos relacionados con organizaciones de carácter neonazi.

Tal fue el caso de un militar madrileño detenido a principios del presente año por la Brigada Central de Estupefacientes, y en cuyo poder se hallaron cuatro kilos de explosivo plástico, trilita, trinitrotolueno, cordón detonante, un fusil, pistolas eléctricas paralizantes...

Los investigadores no han podido aclarar cuál era el destino de este auténtico arsenal, pero suponen que bien podría estar destinado a ajustes de cuentas entre narcotraficantes y para revenderlo a delincuentes que suelen reventar cajas fuertes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de junio de 2008