Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Picos, zarpas y rugidos

Ilustraciones, solapas, imágenes en 3D... hacen cada vez más atractivos los títulos sobre animales y naturaleza, que también reflejan las consecuencias que tiene dañar el planeta

El libro infantil y juvenil se llena de picos, plumas, zarpas y rugidos. La fotografía, los acetatos y las imágenes en 3D pasan a formar parte de la nueva oferta editorial, en la que comienzan a reflejarse, sin tapujos, los problemas de supervivencia de algunas especies.

Los niños han sentido desde siempre un especial interés por los animales, y los editores, conscientes de ello, acoplan sus imágenes, más o menos fieras, a los libros para los más pequeños. Volúmenes como, El zoo, de Usborne; Mis primeros 100 animales, de Beascoa; Eres tú, Mofeta, desplegable con solapas de Timun Más, o Los animales de la granja, de Blume, álbum que propone una forma original de acercarse a los animales de granja gracias a una curiosa mezcla de fotografías y sombras. Pero las ideas conservacionistas comienzan ya a estar presentes en los libros para prelectores. Entre todos podemos salvar a los animales y Animales en peligro, de Combel, son dos ejemplos de esas primeras lecturas que, con ayuda de solapas y fichas, tratan de inculcar en los más pequeños la necesidad de proteger a los animales, así como de la importancia de cuidar sus hábitats.

La posibilidad de salirse del plano y jugar con tres dimensiones añade nuevos alicientes a algunos volúmenes

Juegos de papel.

Los pop ups y los acetatos se imponen. Si con Maravillosas mariposas, de RBA-Molino, los lectores a partir de 5 años descubrirán la vida de los insectos a través de textos concisos e ilustraciones cuidadas, y con Monstruos de los abismos, MacMillan continúa la serie La Naturaleza en Pop Ups que inauguró Depredadores; Descubriendo las maravillas de la selva, de SM, en su colección Discovery Plus, presenta una propuesta imaginativa en la que lengüetas, transparencias y ventanas permiten hacer un recorrido por la selva en la que viven, cazan y se defienden diferentes especies animales.

La posibilidad de salirse del plano y jugar con tres dimensiones añade nuevos alicientes a algunos volúmenes. Visión en 3D, Insectos y arañas y Dinosaurios, de SM, cuentan con un visor especial que permite ampliar las imágenes y explorar mundos llenos de criaturas fascinantes. También MacMillan, con su nueva serie Asombrosos 3 D, cuya aparición está prevista el próximo mes de septiembre, contará con títulos que ayudarán a conocer los misterios que esconden océanos y selvas, por medio de acetatos plegables.

Impacto visual.

Miradas, de Kalandraka, ofrece una visión diferente de la naturaleza a partir de los ojos inquisitivos de doce animales que marcan el inicio de una búsqueda en la que el observador tendrá que identificarles en su entorno. La liebre, el búho, el lagarto, el zorro y el leopardo son algunos de los personajes invitados a esta rueda de reconocimiento en la que los impresionantes dibujos de Wiesmüller proponen al lector un reto final: identificarse a sí mismo. Un volumen de una gran belleza plástica, al que acompaña un texto sencillo y preciso. También es eminentemente visual El álbum de la Naturaleza, que presenta Bruño, con ilustraciones realistas a doble página que permiten seguir las transformaciones que se producen en los campos a medida que el año avanza y las estaciones se suceden, provocando el cambio de costumbres en los animales que allí habitan.

Bocas, un libro singular, inaugura la nueva colección de Faktoría K Animales Extraordinarios. Dirigido a niños a partir de 7 años, conjuga un texto plagado de informaciones curiosas en el que se incluyen fichas de cada una de las especies reseñadas y un glosario final con las delicadas ilustraciones de Nicolás Fernández. Sus protagonistas son 12 especies animales que obtienen su alimento de una forma especial: el oso hormiguero con su súper lengua, la ballena jorobada y la pesca con burbujas, o el ornitorrinco y su extraña técnica de capturar a las presas, especificando en cada caso, a través de pequeños mapas, el punto del planeta en el que habitan. Los próximos títulos de la serie también anuncian sorpresas: Nacer enfrentará al lector con la forma asombrosa en la que algunos seres se reproducen y Mi casa mostrará las construcciones más impresionantes del reino animal.

Una apuesta por la naturaleza

. La preocupación por la actual situación medioambiental ha llevado a Gaëlle Bouttier-Guérive y Thierry Thouvenot, miembros de World Wildlife Foundation (WWF), una de las organizaciones de protección de la naturaleza más importantes del mundo, a presentar un auténtico manual para proteger el entorno y salvar a los animales. Ayudo a mi planeta, publicado por Blume, impreso en papel 100% reciclado, resalta un hecho preocupante: desde la extinción de los dinosaurios, animales y plantas nunca habían desaparecido al ritmo que lo están haciendo en la actualidad. Capítulos de nombres tan sorprendentes como 'El oso polar y los automóviles', 'El gorila y los teléfonos móviles' o 'La tortuga boba y las sombrillas' relacionan algunas especies en peligro de extinción con la causa medioambiental que ha originado el problema. Un texto ágil y contundente en sus argumentos que resulta una llamada de atención sobre los peligros que afronta el planeta y es de lectura obligada para todos los conservacionistas a partir de 12 años.

Pequeños y grandes.

Independientemente de su tamaño, todos los animales tienen un espacio en las nuevas publicaciones. Mientras El pequeño gran libro de los elefantes, de Oniro, reúne las fotografías de Steve Bloom, un conocido fotógrafo de la naturaleza, y se convierte en un testimonio gráfico excepcional para conocer el mundo de los paquidermos, Buzz. El libro de los insectos, de Parramon, con su cubierta sonora, se encarga de recoger el mundo de las hormigas, escarabajos, chinches y abejas, esos bichitos que reptan, pican, zumban o envenenan.

Entre las nuevas propuestas también aparecen reediciones de textos de reconocido prestigio. Molino lanza la segunda edición de Los Exploradores de National Geographic, una colección de divulgación científica, en gran formato, que trata de acercar el medio natural a los jóvenes. Los cuatro títulos dedicados a la fauna, Tiburones, Ballenas y delfines, Insectos y arañas y Aves, cuentan con apartados dedicados a experimentos y curiosidades para que los lectores a partir de 8 años se empapen de conocimientos de una forma lúdica e interactiva.

La producción editorial dedicada a animales y naturaleza se incrementa cada año en un continuo goteo de títulos de creciente interés y calidad, lo que parece apuntar a la buena marcha del sector. Rogelio Blanco, director general del Libro, asegura que el libro infantil y juvenil tiene una salud de hierro. "Es el sector que más crece. Tiene una tirada media más elevada que el resto de los sectores, se editan muchos más ejemplares por título y también es más elevado el número de reimpresiones". Para Blanco, "el libro infantil y juvenil no sólo ha crecido en datos económicos sino que su presencia es cada vez más importante dentro y fuera de nuestro país. A ello ha contribuido la consideración que han ido ganando los ilustradores, la otra parte fundamental en los libros dedicados al lector más joven".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de mayo de 2008