Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Sebastià Salellas, abogado

Defendió a los acusados del 'caso Dixan' y de la quema de fotos del Rey

Sebastià Salellas, el abogado que adquirió una gran notoriedad pública por su actuación en casos mediáticos como el secuestro de la farmacéutica de Olot, el comando Dixan de Banyoles (Girona) -detención de un grupo islamista acusado de fabricar explosivos- o la quema de fotos del Rey en Girona, falleció ayer a los 59 años en el hospital Clínic de Barcelona a causa de complicaciones en una hepatitis por la que estaba ingresado desde hacía 15 días.

Nacido en Viladamat (Girona) en 1949 y licenciado en Derecho por la Universidad de Barcelona en 1979, Salellas era todo un personaje en Girona, donde compartía despacho con su hijo Benet y donde había sido concejal en los primeros años de alcalde del socialista Joaquim Nadal.

Salellas llevó todo tipo de causas a lo largo de su dilatada trayectoria pero era especialmente conocido por defender a okupas, miembros de movimientos sociales alternativos, colectivos de inmigrantes y personas desfavorecidas. Entre sus últimos casos destacó la defensa de los paquistaníes detenidos en Barcelona por preparar presuntamente un atentado terrorista o la querella contra el fundador de Global Infantil, Gil Lossada, acusado de maltratos a menores en Etiopía.

El letrado combinaba actualmente la abogacía con la docencia como profesor de Derecho Penal en la Universidad de Girona y colaboraba con varias organizaciones en defensa de los derechos humanos.

Colegas y alumnos de Salellas reaccionaron ayer con sorpresa al conocer la noticia del fallecimiento y coincidieron en destacar el "profundo humanismo" del letrado y su "espíritu revolucionario".

"Sin duda se ha ido uno de los grandes y deja un lugar irremplazable en la profesión de las comarcas de Girona", comentó el presidente de la Audiencia de Girona, Fernando Lacaba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de mayo de 2008