El dueño de una inmobiliaria que vendió pisos de Mirador, en libertad con fianza

El empresario está imputado por presuntos delitos de estafa y apropiación

El dueño de la inmobiliaria Las Palmeras Properties, Jesús Gotardo Rodríguez, imputado de presuntos delitos de estafa y apropiación indebida por la venta de viviendas promovidas por el grupo Mirador que no se han edificado, ha quedado en libertad bajo fianza tras ser detenido por la policía, que lo buscaba por orden de un juez de Madrid.

La promotora cobró por pisos de Vélez que carecían de licencia de obras

La oficina del defensor del ciudadano de la provincia de Málaga tiene ya documentación completa de 32 afectados por los incumplimientos de Mirador en seis promociones distintas, aunque estima que puede haber más de 800 perjudicados en total. El defensor del ciudadano de Málaga, Francisco Gutiérrez, se reunirá pasado mañana con el Defensor del Pueblo de Andalucía, José Chamizo, y representantes de los afectados para estudiar las intervenciones que pueden realizar en su favor estas instituciones.

El dueño de Las Palmeras Properties fue detenido el pasado día 14 por orden de un juez de Madrid que instruye una de las numerosas querellas presentadas por estafa contra esta inmobiliaria y el grupo Mirador. Recientemente, una juez de Málaga archivó un caso en el que había personados más de 30 afectados al entender que no hay motivos para actuar por la vía penal y que se trata de incumplimientos de contratos cuya responsabilidad debe sustanciarse por la vía civil.

Fuentes de la defensa de Jesús Gotardo informaron de que Las Palmeras Properties actuó como mera intermediaria, que no era la entidad promotora de las viviendas, y que también se considera perjudicada y estafada por Mirador, grupo con el que tenía un acuerdo preferente de comercialización. De hecho, alega que tiene presentada una querella contra los propietarios de Mirador.

Desde que el defensor del ciudadano de Málaga, Francisco Gutiérrez, se reunió hace tres semanas con los afectados por los incumplimientos en Mirador de la Fortaleza, una promoción en Vélez Málaga que debía estar ya concluida y que, pese a que la promotora ha cobrado diversas cantidades de dinero, no dispone de licencia de obra y tiene embargados los terrenos, su oficina no ha cesado de recibir quejas por promociones del mismo grupo que se encuentran en una situación similar.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El defensor del ciudadano de Málaga ya tiene recopiladas 32 quejas formales con la correspondiente documentación de personas que firmaron un contrato para comprar casa en promociones de Fuente Piedra, Benalmádena, Rincón de la Victoria, Villanueva del Rosario y la citada de Vélez, pero espera recibir muchas más a tenor de las consultas recibidas. También tiene constancia de situaciones similares fuera de la provincia de Málaga, en Loja y Almería.

La oficina del defensor del ciudadano ha constatado que existe una gama muy variada de situaciones. El fondo de la cuestión es siempre el mismo, la promotora firmó un contrato de venta de viviendas que al cabo de cumplir los plazos de entrega no ha concluido y, en la mayoría de los casos, el horizonte es incierto por problemas con las licencias o los terrenos. Pero Mirador estableció con cada cliente condiciones y cantidades a entregar diferentes, incluso en una misma promoción. Hay numerosos casos además en los que la promotora accedió a la devolución de las cantidades entregadas, pero emitió pagarés que han resultado devueltos.

Francisco Gutiérrez entiende que del análisis de todas estas situaciones se desprende, la existencia de posibles delitos, por lo que estudia remitir la documentación a la Fiscalía, aunque la decisión se tomará tras la reunión con el Defensor del Pueblo. De momento, sí ha derivado para la imposición de las sanciones que correspondan infracciones como la introducción de cláusulas abusivas en los contratos o que las cantidades entregadas no estuvieran afianzadas como exige la ley.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS