Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estrellas de escenario como papá y mamá

Los hijos de Redford, Cruise, Hanks, Dylan y Meryl Streep siguen sus pasos

Llevan el arte en las venas, se han criado en platós de cine, escenarios, estudios de grabación y se han contagiado. Son una nueva generación de artistas que están inundando el panorama artístico. Son una nueva remesa de hijos de padres famosos que intentan demostrar que están ahí por algo más. Otra generación que se suma a las ya existentes de apellidos ilustres.

Robert Redford tiene tres hijos y dos de ellos han seguido sus pasos. Amy es actriz y realizadora y Jamie guionista y director. En el último Festival de Cine de Sundance, promovido por Redford, se presentó una película de Amy, The guitar, y otras dos de descendientes de celebridades.

Colin Hanks emuló a su padre, Tom Hanks, en The Great Buck Howard. Y Jason Ritter, hijo del fallecido actor John Ritter, hizo su tercera aparición en Sundance, con Good Dick. "Lo que me entusiasma más de este año es el número de nuevos realizadores independientes", declaró orgulloso el actor.La última en sumarse a la nueva generación ha sido Mamie Gummer, primogénita de Meryl Streep, que acaba de debutar en un teatro de Broadway con Las Amistades peligrosas. Mamie y su madre son como dos gotas de agua. La joven de 24 años se ha preparado a fondo en la British Academy of Dramatic Arts para que no la encasillen sólo como hija de mamá. Las críticas que ha cosechado han sido prometedoras.

Connor Cruise, uno de los dos niños adoptados por Tom Cruise y Nicole Kidman, hará su debú en el cine en las próximas semanas de la mano de Will Smith en el drama Seven Pounds. Connor, de 13 años, que ha crecido en los platós de las producciones de sus padres, interpretará al personaje de Smith en su juventud, un papel pequeño. A pesar de la popularidad de sus ilustres progenitores, Connor tuvo que someterse a varias audiciones hasta lograr hacerse con el papel.

Quien ya lo ha conseguido es Kate Hudson, un calco de su madre, Goldie Hawn, a la que

su papel de Penny Lane en Casi famosos de Cameron Crowe le valió una nominación al Oscar en 2000.

Jacob Dylan, hijo de Bob Dylan, acaba de iniciar una larga gira por Estados Unidos para apoyar su primer disco en solitario, Seeing things, que sale a la venta el 10 de junio. Así el menor de los hijos que tuvo el mítico Bob Dylan con Sara, hace ya 39 años, vuelve a primer plano con un gran lanzamiento de la mano de Columbia y Starbucks y con un productor de lujo, Rick Rubin, el hombre que hizo genialidades con los Red Hot Chili Peppers y Johnny Cash y que casualmente también está detrás de Anchor, el álbum que sacará Dylan, el patriarca, antes de que termine el año.

En España también hay muchos ejemplos, como Marina y David, que siguen los pasos de sus padres Ana Belén y Víctor Manuel; ella como actriz y él como músico.

La última y prometedora incorporación es la de Lena Furiase; la hija de Lolita, sobrina de Rosario y nieta de Lola Flores, que da continuidad a la saga, no como cantante, sino como actriz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de mayo de 2008