Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE detecta irregularidades en las canteras de O Courel

Cuatro concesiones de explotación de pizarra en O Courel incumplen varios artículos de la normativa sobre la protección del medioambiente que tienen que acatar todos los estados miembros. La Comisión de las Comunidades Europeas mandó una carta al gobierno español en la que solicita información sobre la aplicación de tres directivas comunitarias (85/337/CEE, 92/43/CEE y 97/11/CEE) que protegen los espacios de especial valor ambiental dentro del territorio europeo. O Courel forma parte de la Red Natura 2000. La Comisión percibió el incumplimiento de varios artículos después de una investigación iniciada en el año 2005 a raíz de las denuncias de ecologistas y vecinos de la zona sobre la "proliferación indiscriminada de canteras".

El Gobierno tiene dos meses para "remitir sus observaciones" sobre un informe elaborado por la Comisión de las Comunidades Europea que reza que "el Reino de España incumplió las obligaciones que le incumben". Según esta institución, la autorización de las canteras de pizarra al descubierto en A Courel se hizo en precario. Los informes de impacto ambiental no recogían medidas correctoras para salvaguardar el interés ecológico de la zona.

Tribunales Europeos

Si la respuesta del Gobierno no fuese satisfactoria, la Comisión de Comunidades Europeas podría pasar a un dictamen motivado con otros plazos, según fuentes de este organismo. En casos extremos, el Estado Miembro puede ser llevado ante los Tribunales de Justicia Europeos y condenado a devolver las ayudas económicas que recibió.

Las canteras del Lugar de Interés Comunitario (LIC) Ancares-Courel en las que la Comisión señaló irregularidades son cuatro. La Campa, autorizada por la Xunta en junio de 2007 cuando ya había sido advertida por la Comisión Europea; la Ilusión Fracción Segunda, otorgada en 2006, todavía sin explotar; y las dos fracciones de Culpa II, en la cuenca del río Lor y también sin explotar.

El pasado 13 de mayo, la Xunta aprobó la Ley de Ordenación de la minería de Galicia. Con ella, el Gobierno y el Parlamento habilitaron el instrumento necesario, según SOS Courel, "para llenar la zona de canteras, ahora que la pizarra entró en crisis por culpa de la baja en la construcción y la entrada de China y Brasil en el mercado de la losa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de mayo de 2008