Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Skoda Superb

Coche grande, precio pequeño

Mide 4,83 metros y ofrece unas plazas traseras enormes y un maletero de 565 litros. El nuevo Skoda Superb potencia el espacio y confort del modelo actual y añade un equipamiento a la última con detalles como la doble apertura del portón trasero, hasta nueve 'airbags' y aparcamiento automático. En junio, desde 22.800 euros.

Es el turismo con la mejor relación entre espacio y precio del mercado: por menos de 23.000 euros ofrece el desahogo de una limusina. El nuevo Superb repite la receta de su antecesor y vuelve a sorprender por la amplitud de sus asientos traseros y maletero, que son todavía más grandes que en el modelo actual y se completan con un interior más cuidado y una calidad de rodadura más refinada. Para lograrlo, la segunda generación de la berlina grande de Skoda crece 3,5 centímetros en longitud (4,83 metros), pero sobre todo lleva el motor en posición transversal (a lo ancho) en lugar de longitudinal (a lo largo), para ganar espacio en el habitáculo. La carrocería también cambia y ya no parece un Passat alargado con otra decoración, porque estrena una arquitectura diferente y una imagen con estilo propio, aparte de soluciones prácticas innovadoras, como el sistema de doble apertura del portón trasero, que facilita la carga.

Además, adopta el chasis y los motores más modernos del grupo VW y mejora el equipamiento con una buena dotación de serie y opciones de gama alta, como faros bixenón AFS con iluminación variable (para ciudad, carretera, cruces...), GPS con pantalla táctil y hasta nueve airbags y aparcamiento automático.

De la República Checa al mundo

El Superb nació en 2001 y se convirtió en el modelo más exclusivo de Skoda. En la República Checa, su país de origen, se vendió como vehículo de representación para las clases dirigentes, mientras que en Europa occidental se postuló como una berlina familiar muy amplia y más asequible de lo habitual. La primera generación era casi idéntica al anterior VW Passat (compartían carrocería y mecánica), pero la nueva es diferente y combina componentes de varios VW actuales. Se fabrica en la planta checa de Kvasiny, y aparte del mercado europeo se venderá también en países emergentes como Rusia, China e India.

En España, el nuevo Superb se lanzará en junio con tarifas desde 22.840 euros y tres motores: 1.9 y 2.0 TDi (105 y 140 CV) y 1.8 TSi (160 CV). Hacia septiembre llegarán dos más, un 2.0 TDi de 170 CV y un 1.4 TSi de 125 CV que será la opción más accesible en gasolina (unos 23.500 euros). La gama se completará a final de año con el potente 3.6 V6 de 260 CV, que incluye siempre tracción 4×4. Y en 2009 saldrá la versión Greenline de bajo consumo, con motor 1.9 TDi, que reduce el gasto medio a 5,1 litros y las emisiones de CO2 a 136 g/km.

Todos los motores llevan cambio manual de seis marchas, salvo el 1.9 TDi, que equipa uno de cinco, y el V6, que monta el secuencial DSG de seis marchas disponible también en los dos 2.0 TDi. Los dos TSi se ofrecen asimismo con el nuevo DSG de siete, y el 2.0 TDi más potente puede incluir tracción 4×4.

Tres acabados, todos correctos

El Superb incluye un equipamiento muy correcto en todas las terminaciones, aunque algunos detalles habituales en otros modelos sólo vienen de serie en los acabados superiores. El Comfort o básico reúne ESP, siete airbags (uno para las rodillas del conductor), climatizador bizona, ordenador, radio-CD con MP3 y control de velocidad. El Ambition suma llantas de aleación, volante y pomo del cambio en cuero y sensor de lluvia. Y el Elegance cuenta con llantas más grandes de 17 pulgadas, faros bixenón AFS, sensores de aparcamiento y asientos delanteros eléctricos.

INTERIOR XL

LAS PLAZAS posteriores del Superb impresionan por su tamaño y ofrecen un espacio para las piernas digno de una limusina. Y como la altura al techo también es generosa, permiten viajar con gran confort a adultos de más de dos metros de estatura. La zona trasera cuenta además con varios detalles que aumentan la comodidad y el disfrute de sus ocupantes: reposapiés e iluminación difusa en el suelo, apoyabrazos, posavasos, una pantalla con la hora y la temperatura exterior, y hasta un paraguas integrado en la puerta trasera izquierda.

Las plazas delanteras también son amplias y el salpicadero tiene una imagen elegante con buenos materiales y acabados. La versión básica Confort incluye inserciones lacadas en color negro, la intermedia Ambition adopta unas bandas metálicas y la superior Elegance está decorada con detalles que imitan la madera.

La dotación de huecos para objetos y la buena insonorización del habitáculo contribuyen también a mejorar el confort a bordo. El cambio en la posición del motor -ahora va situado a lo ancho en lugar de a lo largo- es una de las claves que han permitido ampliar el espacio para las piernas atrás y el maletero, que gana 85 litros.

DOS MALETEROS EN UNO

UNO DE LOS DETALLES más curiosos del Superb es el sistema Twin Door, una innovación práctica incluida de serie que permite abrir el portón del maletero en dos partes: sólo la tapa para cargar bultos pequeños o, cuando se está cerca de una pared (garajes) y al completo, para ofrecer una gran boca de acceso y simplificar la carga de objetos grandes (bicis...). El maletero tiene 565 litros y llega hasta 1.670 cuando se pliegan los respaldos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de mayo de 2008

Más información