_
_
_
_

Los críticos de IU preparan una alternativa a Valderas

Transcurridos dos meses desde las dobles elecciones autonómicas y generales, el sector crítico de IU de Andalucía, en este tiempo en estado de hibernación, ha decidido de nuevo salir a la luz y comenzar a lanzar propuestas distintas de la línea oficial de la dirección de Diego Valderas. De momento, han convocado un encuentro -un foro abierto, dicen- para el mes que viene, que lleva aparejado un par de manifiestos en los que se cuestiona el modelo actual ligado a la hegemonía del PCE y plantea un proyecto innovador que se salga de los partidos clásicos.

Se trata del principio de lo que con toda seguridad será una alternativa a la dirección de Diego Valderas en la próxima asamblea regional. Los sucesivos retrasos del congreso -fijado para junio, luego para julio, después para septiembre y, finalmente, para noviembre- permiten ir articulando un movimiento a largo plazo al que se vayan adhiriendo grupos heterogéneos con el eje común de la recuperación de lo que fue la Convocatoria por Andalucía de los años ochenta. No es una idea nueva, ni tampoco son nuevos los que la impulsan: ayer presentaron en conferencia de prensa los manifiestos Concha Caballero, ex portavoz parlamentaria, y el también ex diputado José Cabrero. En el movimiento estarán, además, otros referentes conocidos, como la alcaldesa de Córdoba, Rosa Aguilar, y nuevos fichajes de ámbitos de la izquierdas alarmados con el acelerado desgaste de la marca de Izquierda Unida y la posición cada vez más dominante del PCE.

Fuerza del PCE

Hace un mes, los avisos a navegantes que lanzó Valderas a los críticos, a quienes responsabilizó del estancamiento a la baja de los resultados, empezaron a tomar forma. La ejecutiva reestructuró la dirección, en la que los críticos quedaron prácticamente laminados, y creó una nueva figura, la del coordinador de la ejecutiva, en la que se situó al secretario general del PCA, José Luis Centella. Se trata de una especie de número dos que se ocupará de organizar y orientar los trabajos de este órgano, y también de dirigir un "gobierno en la sombra" para el seguimiento de las distintas consejerías del Gobierno de Manuel Chaves.

Al margen de la vertiente ideológica, los manifiestos piden una reforma organizativa: primarias vinculantes, limitación de mandatos, censos transparentes e igualdad real de la mujer.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_