La crisis del Partido Popular

Rajoy dará vía libre en el congreso de junio a unas 'miniprimarias'

Los candidatos podrán hacer campaña con dinero y apoyo del 'aparato'

Mariano Rajoy está haciendo esfuerzos, siempre controlados y limitados, para tratar de evitar que el congreso de junio se convierta en un cónclave centrado en la contestación interna a su gestión. Uno de los asuntos que más interés y debate ha generado entre militantes y dirigentes regionales, alentado por medios conservadores, es el de la democracia interna. Para tratar de aplacar las críticas, Alberto Núñez Feijóo, el líder del PP gallego, presentó ayer una ponencia de reforma de los estatutos del partido en la que se abre la vía a una especie de miniprimarias muy controladas.

Más información

Los nuevos estatutos, sometidos a debate en el congreso, establecen la figura del precandidato, inexistente hasta ahora. Cualquier militante puede serlo. Basta con que lo comunique al comité organizador del congreso. A partir de ahí, ese militante podrá disponer de todo el aparato y el dinero del partido para hacer campaña en España antes de que sean elegidos los compromisarios.

Se favorece así, explicó Feijóo, que haya varias listas de compromisarios, cada uno de ellos comprometido con un candidato. Esta reforma abre así la vía a una auténtica campaña electoral interna -que sin embargo será muy limitada en el tiempo, al contrario de lo que sucede en las primarias de EE UU, donde el proceso dura meses y en algunos Estados está abierto a los simpatizantes y no sólo a los militantes-.

Y aquí acaban las novedades. Una vez nombrados los compromisarios, todo sigue igual: los precandidatos, para convertirse en candidatos en el congreso, van a seguir necesitando un 20% de avales.

Un pequeño avance

Núñez Feijóo explicó sin embargo que con ese mismo porcentaje, en Galicia, en el último congreso, hubo cuatro candidatos. Trató así de desmontar la tesis de que esa barrera es infranqueable. En Baleares habrá dos con toda probabilidad en julio -Rosa Estarás también ha sido ponente de Estatutos- y en Cataluña dos e incluso tres, si Montserrat Nebrera logra los avales suficientes.

El grupo de partidarios de las primarias, situado en el barrio de Salamanca, en Madrid, mostró su decepción por lo que consideran un pequeño avance. Un portavoz del equipo de Íñigo Henríquez de Luna, impulsor de la iniciativa, aseguró a Servimedia que las propuestas de los responsables de la ponencia de estatutos suenan a "palabras huecas", puesto que mantienen la "condición leonina" de recabar el apoyo del 20% de los compromisarios para ser proclamado candidato. Ellos en realidad reclaman que el presidente sea elegido directamente por los 750.000 militantes, algo que no sucede ni siquiera en EE UU, donde los militantes de cada Estado votan a unos delegados que luego se reúnen en una convención y eligen al candidato a presidente.

Feijóo, un hombre de confianza de Rajoy, también ha introducido otros cambios en los estatutos, como la recuperación de la figura de los vicesecretarios, la posibilidad de que el comité ejecutivo pueda cambiar cuando quiera la estructura de las secretarías, sin esperar al siguiente congreso, y un cambio de nombre de los presidentes regionales, que ahora serán "autonómicos". Además se abre la vía para que los inmigrantes regulares puedan militar en el PP, un partido que sin embargo se opone a que puedan votar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 12 de mayo de 2008.

Lo más visto en...

Top 50