Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Acebes espera una llamada de Rajoy

El secretario general ejerce en la sombra, pero no sabe nada de su futuro - Moragas y González Pons, personajes ascendentes en el entorno del líder

Una vez resuelto el rompecabezas del Congreso, y con la posibilidad de una candidatura alternativa a la de Mariano Rajoy cada vez más lejos, todo el PP se concentra ahora en el equipo de dirección que saldrá del congreso de junio.

La clave de bóveda pasa por el secretario general. Los aguirristas temen aún que el líder pueda colocar a Alberto Ruiz-Gallardón, pero Rajoy no habla de esto con casi nadie. Ni siquiera con Ángel Acebes, actual secretario general. Con la salida de Eduardo Zaplana, todos los ojos se han puesto en el otro gran protagonista de estos cuatro años. Él insiste en que la decisión sobre su futuro sólo la toma Rajoy, con quien aún no ha hablado. Acebes está, pues, esperando una llamada clave.

Mientras, aunque apenas habla en público -se han suspendido las ruedas de prensa de los lunes-, el entorno del secretario general asegura que sigue ejerciendo, que no sólo organiza el congreso sino también trata de apagar los fuegos de estos últimos días hablando con todas las baronías.

No obstante, Rajoy comienza a dar pistas sobre su futuro equipo. En el PP ha generado muchos comentarios una comida que mantuvo el miércoles con José María Lassalle, redactor de muchos de sus discursos; Jorge Moragas, responsable de Relaciones Internacionales; Esteban González Pons, candidato, finalmente frustrado, a la portavocía del grupo, y Carmen Martínez Castro, su responsable de Comunicación. La fortuna quiso además que se cruzaran en el reservado de al lado con Eduardo Zaplana y todo su anterior equipo en el Congreso, la mayoría de ellos molesto con Rajoy.

Lassalle es un hombre de la absoluta confianza de Rajoy, aunque su nombramiento como portavoz de Cultura en el Congreso parece alejarle de los puestos clave del partido. Moragas y González Pons son dos políticos jóvenes en ascenso. Moragas, que mantiene una buena relación con el líder trenzada en algunos viajes al extranjero, cada vez está más cerca de Rajoy, casi como asesor -aunque el principal de ellos es Pedro Arriola, el hombre al que el líder parece confiar toda su estrategia-.

Y González Pons, con escasa relación personal con el líder, se está consolidando como una especie de portavoz alternativo a Soraya Sáenz de Santamaría. Génova, por orden de Rajoy, lo está enviando estos días a varias televisiones y radios a pesar de que no tiene ningún cargo orgánico. En la comida se habló, según fuentes cercanas al líder, sobre todo de los discursos que él va a ofrecer en próximos días, del mensaje que quiere lanzar. Nada se dijo sobre la estructura del partido. Pero la mera composición de la mesa da algunas pistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de mayo de 2008