Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un cabo acusa a la Armada por el accidente de una fragata

Un cabo de la Armada destinado en Ferrol, Jorge Miguel Gago Chao, ha presentado una denuncia en la comisaría de policía de la ciudad en la que acusa a sus superiores de presionarle para evitar que divulgue detalles del accidente de la fragata Extremadura, en el que murieron dos marinos en diciembre de 2005. Gago Chao, que estuvo cuatro años destinado en el buque, compareció ayer ante el Juzgado Togado Militar número 1 de A Coruña, que instruye la causa por el siniestro y al que explicó el contenido de su denuncia a la policía.

El cabo relató al juez las supuestas "represalias de determinados cargos", a raíz de que denunciara públicamente que el siniestro de la fragata se produjo por una negligencia. Gago Chao explicó que el pasado jueves compareció voluntariamente ante un psiquiatra forense, el comandante Peña Albarracín, para someterse a un examen psicológico. El comandante, según Gago, le trató "con desprecio" y le advirtió de que su salud psíquica se resentirá si sigue haciendo declaraciones a la prensa.

Ante el juez militar, Gago sostuvo que el día del accidente otro comandante, Víctor Porta Pereira, presionó a los tripulantes de la fragata para que no hablaran de lo sucedido bajo la amenaza de que podría haber consecuencias. "La Armada es una institución cerrada donde hay manos negras", afirmó el cabo a los periodistas. "Soy el primero que declaro en contra, pero no tengo miedo. Es por el honor y por los compañeros".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de abril de 2008