Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El plan del Puerto vuelve a encallar

Los camioneros rechazan la oferta e incluso piden reforzar el modelo actual

El plan de las instituciones para desmontar el actual sistema de transporte de mercancías en el Puerto de Bilbao ha vuelto a encallar. Tras cuatro años de intentos, la última oferta no ha seducido a quienes tiene que convencer: los camioneros. Sintrabi, que agrupa a la mayor parte de los 1.200 autónomos que trabajan en el recinto portuario, mostró ayer su frontal rechazo y defendió mantener el sistema actual de reparto cerrado del trabajo, e incluso reforzarlo. Piden que el transporte "en exclusiva" que realizan como un cartel se convierta en un servicio portuario más.

Sintrabi plantea que el cártel del transporte sea otro servicio portuario

Cree que el pago ofertado sólo busca acabar con los 1.200 chóferes autónomos

El modelo actual supone que las empresas se ven obligadas a contratar a un grupo cerrado de camioneros autónomos, que a su vez han tenido que pagar hasta 84.000 euros por una licencia para operar en el Puerto. Las instituciones quieren romper este cupo cerrado y que los autónomos se agrupen en empresas que compitan entre sí, lo que acabaría con las tarifas pactadas que existen ahora.

El gran escollo que se barruntaba era cómo compensar a los transportistas por las licencias adquiridas para trabajar. Las instituciones -Gobierno, Diputación de Vizcaya, el Puerto y la Cámara de Comercio de Bilbao- se habían negado a aportar dinero, pero en la última oferta ofrecieron 25.000 euros a cada camionero que entregase su tarjeta de transporte -así no vinculaban el pago a las licencias- y se integrase en una empresa. El comisionado Rafael Puntonet, designado para intentar resolver el conflicto, ha intensificado en los últimos meses las reuniones con Sintrabi y Egas, el otro sindicato de camioneros que opera en el puerto. El pasado año, Puntonet presentó un plan, que era una mera declaración de intenciones, para establecer la libre competencia desde el 1 de enero de 2008, avalado por las instituciones y las patronales de consignatarios y estibadores, contenedores, transporte (Asetravi) y de los transitarios. Pero no fue suscrito por los camioneros, la federación de cooperativas de transportistas y las patronales de carga general y basculantes.

Al no haber avances, se ha llegado a plantear los pagos por camionero. Pero Sintrabi, que siempre ha reclamado en las negociaciones que se aborde este asunto, ha lanzado ahora su órdago. "No se trata de entrar en ninguna subasta ni de recibir dinero ni contraprestaciones económicas adicionales que nadie reclama", aseguró ayer la secretaria técnica de Sintrabi Amaia Martínez.

El sindicato sostiene que la propuesta del pago tiene como "única finalidad" la desaparición de los 1.200 camioneros autónomos del Puerto "y meter a las empresas que a ellos [en alusión a las instituciones] les interesan en su propio beneficio".

La postura de los camioneros -el sindicato Egas también se ha mostrado en contra de los pagos y defiende que haya un modelo cerrado- deja nulo margen al comisionado para intentar resolver el conflicto por la vertiente económica. Su oferta preveía destinar cerca de 19 millones de euros. "No va a haber ningún transportista que esté por la labor de acogerse a ningún tipo de subvenciones", señaló Martínez. La sindicalista llamó a seguir el ejemplo de Canarias, donde desde 2007, según dijo, reconoce por ley el transporte como servicio portuario.

Con este panorama, Sintrabi cree que las instituciones deben retomar el tema si tienen voluntad". Pese a la lejanía de las posturas, considera que hay posibilidades de acuerdo "porque no pedimos nada imposible".

El comisionado dice "tomar nota"

El rechazo frontal de los camioneros no recibió una contestación del comisionado. "Toma nota de lo que ha comunicado Sintrabi y lo que ha comentado Egas [en los medios de comunicación]. No va a hacer más comentarios", dijo un portavoz de Rafael Puntonet. En principio, el negociador nombrado por el Gobierno vasco para intentar resolver el conflicto se mantiene en su pretensión de seguir hablando con los transportistas que trabajan en el Puerto.

El comisionado se encontró además con la crítica de la patronal del transporte en Vizcaya Asetravi, que rechazó cualquier pago a los camioneros. "Establecer medidas especiales para quienes vulneran las normas es premiar y, en consecuencia, incentivar las prácticas ilícitas", opinó en un comunicado.

Asetravi censuró las negociaciones llevada a cabo en los últimos meses con los sindicatos y pidió aclaraciones sobre "qué y cómo se está negociando" y que exista el "celo exigible en la gestión de fondos públicos". Pidió a las cuatro instituciones que expliquen si han modificado "la actitud de firmeza anunciada reiteradamente durante los últimos años", en alusión a que el Gobierno vasco apeló a la actuación de la Justicia para acabar con el modelo actual.

Esta asociación es una de la veintena que participó en la llamada Mesa de la Competitividad, el foro con todos los agentes implicados que celebró una docena de reuniones en 2006 pero sin ningún resultado. Asetravi consideró ayer una "falta de respeto y una deslealtad" que no se haya celebrado ninguna reunión de este foro durante el último año -los contactos del comisionado se han limitado a los sindicatos de camioneros- y se haya recurrido "a tácticas oscurantistas y ambiguas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de abril de 2008

Más información