Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alcoi recrea con un cuento la batalla de 1276

El Alardo cierra hoy las fiestas de Moros y Cristianos

Yazid y Sigfrid, protagonistas de Cruïlla de Cors, son hermanos. Nacieron de la unión de una mora y un cristiano y fueron separados a los cinco años. Ya adultos, se reencontraron en la batalla de Alcoi, el 23 de abril de 1276. Sobre este argumento ficticio, las filaes de los capitanes Moro y Cristiano, Mudéjares y Alcodianos, escenifican estos días sus boatos en las fiestas de Moros y Cristianos de Alcoi.

Los 'festers' llevarán menos pólvora en la cantimplora para evitar accidentes

El guionista alcoyano Jordi Peidró ha sido uno de los artífices de esta historia, que puso en escena con la colaboración de la compañía de Teatro La Dependent, en los desfiles del martes con los que la ciudad inició sus fiestas patronales, consideradas de Interés Turístico Internacional, en honor de San Jorge. Leyendas, bestias del bosque, supersticiones e intrigas de corte fueron algunas de las escenas con las que en Alcoi se ambientaron los dos mundos distintos en los que creció cada personaje y que ayer representaron los capitanes Moro y Cristiano en sus boatos.

El argumento del reencuentro de Yazid y Sigfrid comenzó a darse a conocer días antes del inicio de las fiestas a través de Internet y también en los cuentos que narran su historia, que sus protagonistas fueron repartiendo entre 3.749 alumnos de la ciudad. En las Entradas del martes desfilaron no menos de 5.000 personas. Entre ellos destacó un nutrido grupo de Calanda que con el estruendo de sus tambores rompieron la hora en la ciudad invitados por la Filà Aragoneses.

Este año cumple sus bodas de oro la primera marcha cristiana, inventada por el compositor Amando Blanquer, para ilustrar con su música la entrada de las tropas. Fue un encargo de la Filà Vascos, impulsores de una nueva modalidad en el género de la música festera. "Antes de Aleluya desfilaban al son de pasodobles. Ahora es impensable una entrada sin la marcha cristiana", explicó José Jorge Montava, vicepresidente de la Asociación de San Jorge, entidad que en Alcoi organiza las fiestas.

Alcoi centró la jornada de ayer, la segunda de sus fiestas a su patrón, San Jorge, en procesiones y en la Misa Mayor.

La ciudad cierra hoy sus fiestas con la batalla que le reservó un lugar en la historia por la caída de las tropas musulmanas a las puertas de la antigua villa. Los festers van a disparar 3.800 kilos de pólvora en el Alardo más seguro. La Asociación de San Jorge ha extremado las medidas de precaución ante la cada vez mayor exigencia por parte de las fuerzas de seguridad del Estado, encargadas de autorizar el reparto de pólvora. Este año es el primero en el que los festeros utilizan una nueva cantimplora -que contiene el material explosivo-, con menor capacidad y dotadas con mejores medidas de seguridad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de abril de 2008