Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Sueldos récord para los directivos

Los pagos extraordinaros disparan la retribución de los consejeros ejecutivos

Los ejecutivos inventaron primero la paga variable y poco a poco han ido descubriendo todas las variables que puede generar una paga. La acumulación de conceptos ha permitido que los sueldos de algunos consejeros de las empresas cotizadas alcancen niveles récord en 2007. Ha habido premios por cerrar una compra o por hacer bien una venta, por los buenos resultados del año y por los del trienio, por trabajar y por no trabajar (para la competencia). En ese alarde creativo, el ejecutivo español mejor pagado del año ha sido en realidad un inglés. Peter Erskine se embolsó más de 30 millones de Telefónica, incluyendo una paga por quedarse y otra por marcharse. Muy anglosajón.

Cuando Erskine firmó el 31 de octubre de 2005 el acuerdo para la venta de la compañía británica de móviles O2 a Telefónica, sabía que aquel acuerdo le haría multimillonario. Los accionistas ya habían ganado mucho, y Erskine aceptó no buscar una oferta competidora a la de la compañía española, pero se aseguró de pactar unas condiciones privilegiadas para los directivos del grupo, empezando por él mismo. Tenían, eso sí, que quedarse dos años en la empresa para facilitar la transición.

Tres consejeros del Santander cobran más que el presidente del BBVA

Erskine cobró en Telefónica a la vez una paga por irse y otra por quedarse

Erskine fue nombrado consejero del grupo comprador, con funciones ejecutivas al mando de Telefónica O2 Europa. Pasaron los dos años y llegó la jubilación dorada. En 2007, Erskine cobró un primer paquete de 24.331.830 euros y 60 céntimos en el que iban incluidos, entre otros, un pago por su cese y otro por su permanencia. Además, recibió 3.838.077 euros redondos por la liquidación del "2005 O2 Share Plan", que no parece un mal plan. Y luego está lo que cobró por trabajar, es decir, la retribución fija y variable por sus tareas directivas y las dietas de asistencia al consejo y a la comisión delegada. En total, más de 30 millones de euros.

Lo de los sueldos es relativo. Al lado de Erskine, los 16 millones que percibió el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, por variados conceptos, no parece ya tanto. En la última rueda de prensa, a Galán le preguntaron cuánto había cobrado y eludió dar cifras: "Muy poco en relación con el valor creado para la compañía". Es otra forma de relativizarlo.

Tras Telefónica, Iberdrola fue la empresa española que más elevó su capitalización bursátil en 2007. Y la recompensa llegó puntual. Iberdrola ha publicado este año con toda claridad las retribuciones de su presidente-consejero delegado. Galán cobró 515.000 euros por su cargo de presidente. Después, por sus funciones ejecutivas, percibió dos millones de retribución fija y 1,75 millones de paga variable. Eso, unido a otras cuantías menores y a las dietas pagadas por filiales, eleva la cifra del año a 4.503.000 euros, según su informe anual de gobierno corporativo. Pero a esa cifra hay que sumar 3,5 millones de euros "en concepto de premio de gestión por el éxito obtenido en el proceso de integración de Scottish Power" y otros 8,2 millones (de los que 5,663 millones estaban provisionados en ejercicios anteriores) "correspondientes a la liquidación del programa Bono Estratégico 2002/2006". En total, 16,203 millones.

Iberdrola aprobó un plan estratégico 2007/2009 con el consiguiente "bono estratégico 2007/2009", pero luego cambió de estrategia. La Comisión de Retribuciones no dudó. Ya se ha pagado en 2008 por anticipado la parte que tocaba de ese bono y, con el respaldo abrumador de la junta, se ha aprobado el nuevo bono estratégico 2008/2010, en el que el premio al presidente puede superar los 15 millones.

La otra gran eléctrica, Endesa, es la única de las grandes compañías cotizadas que no ha publicado aún el sueldo de su consejo en 2007. Eso sí, en la mañana del mismo día en que su ex presidente, Manuel Pizarro, iba a medirse en un debate con el vicepresidente del Gobierno, Pedro Solbes, la eléctrica comunicó al supervisor bursátil que pagó indemnizaciones por importe de 22,13 millones a administradores y directivos salientes, sin desglosar el número ni el reparto. Dado el contrato de Pizarro, con un blindaje de tres a cuatro anualidades, cabe estimar que cobró más de 10 millones en 2007 entre sueldo e indemnización, lo que le situaría tercero de la lista.

Por primera vez en muchos años, y a causa de esas pagas extraordinarias, no son los directivos del sector bancario los que están al frente de la clasificación. Los banqueros han sido pioneros en políticas de retribución imaginativas y completas, con suculentos planes de pensiones.

En 2006, un bono plurianual había puesto en cabeza de los ejecutivos mejor pagados a Francisco González, presidente del BBVA. Pero este año sus 5,1 millones se quedan por detrás no sólo del sueldo del consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, el banquero mejor pagado con 9,6 millones, sino también de otros dos ejecutivos del gran competidor: Francisco Luzón (5,62 millones) y Matías Rodríguez Inciarte (5,15 millones).

Cualquiera de ellos cobra más, curiosamente, que el propio presidente del Santander, Emilio Botín (3,91 millones). Su hija Ana Patricia Botín, presidenta de Banesto y consejera del Santander, es la ejecutiva española mejor pagada con 3,5 millones, una cifra parecida a la que cobró el consejero delegado del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri (3,59 millones). Esos siete ejecutivos bancarios tienen además provisiones para pensiones por un importe conjunto de más de 300 millones, con Alfredo Sáenz (68 millones) y Francisco González (61 millones) a la cabeza.

Desde junio, a todos ellos Hacienda les devolverá 400 euros.

Sin crisis y sin oír a Trichet

¿Crisis? ¿Qué crisis? La retribución de los consejeros y ejecutivos de las grandes empresas cotizadas marcó récords el ejercicio pasado y es muy posible que alcance nuevos máximos este año. Hay diversas razones para ello. Para empezar, las cifras publicadas son las correspondientes a 2007, un año en que la desaceleración económica apenas empezó a notarse y las empresas obtuvieron beneficios récord. Tampoco parece que los resultados de las grandes empresas cotizadas vayan camino de empeorar este año, pero además las retribuciones suelen llevar cierto retraso en su componente variable. Así, en 2007 se cobraron pagas por los buenos resultados de 2006 y en muchas empresas se seguirán percibiendo en 2008 bonos referenciados a los resultados del pasado ejercicio.Ya hay, de hecho, algunas pistas sobre los sueldos que los grandes ejecutivos cobrarán este año, especialmente en el sector financiero. Los banqueros no hacen caso a su gran patrón, Jean-Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo, que pide moderación salarial y predica con el ejemplo al subirse el sueldo sólo un 2% para no alimentar las tensiones inflacionistas con una espiral precios-salarios.Para este año, el sueldo fijo del presidente del Santander aumentará un 10%; el del consejero delegado crecerá el 15% y el de la presidenta de Banesto, Ana Patricia Botín, aumentará el 12%. La retribución total (fija y variable) del presidente del BBVA aumentará un 11% hasta 5,7 millones, y la del consejero delegado, José Ignacio Goirigolarri crecerá el 13%, hasta 4,6 millones.

Ignacio S. Galán

- El presidente de Iberdrola cobró más de 16 millones en 2007, que incluyen un bono plurianual y un premio por cerrar con éxito la compra de Scottish Power. Fue el español mejor pagado.

Alfredo Sáenz

- El consejero delegado del Santander cobra más del doble que el presidente del banco, Emilio Botín. Sus 9,6 millones le convierten en el mejor pagado si se excluyen conceptos extraordinarios.

Peter Erskine

- El directivo mejor pagado de una empresa española en 2007 fue un inglés. Peter Erskine, ex consejero de Telefónica, recibió más de 30 millones entre sueldo, bono e indemnizaciones.

Francisco González

- El presidente del BBVA retrocede desde el primer puesto que ocupó en 2006 tras el cobro de un bono extra. En 2007 ganó 5,1 millones. Tiene una dotación para pensiones de 61 millones.

Manuel Pizarro

- El ex presidente de Endesa fue el principal beneficiario de una indemnización conjunta de 22,1 millones que cobraron él y otros directivos al dejar la empresa eléctrica tras la OPA de Enel y Acciona.

Ana Patricia Botín

- La presidenta de Banesto y consejera del Banco Santander es la única mujer que preside una empresa del Ibex 35. La directiva mejor pagada de España cobró 3,5 millones en 2007.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de abril de 2008

Más información