Entrevista:PEDRO MUNITIS Y GONZALO COLSA | Capitanes del Racing | 33ª jornada de Liga

"Antes decían que vinimos a jubilarnos y ahora nos elogian"

Pedro Munitis (Santander, 1975) y Gonzalo Colsa (Santander, 1979), capitanes del Racing junto a Pinillos, son dos cántabros convertidos en referentes del equipo. Munitis ha jugado en el Madrid, su rival hoy en El Sardinero (19.00, PPV) y el Deportivo, y Colsa en el Atlético, el Mallorca y el Valladolid. Su retorno junto al de otro cántabro como Luis Fernández y la aparición de jóvenes valores han devuelto a la afición al estadio y han desatado lo que el presidente Francisco Pernía llamó cantabrización del Racing. Ésa es una de las claves del éxito. Pero hay más.

Munitis. La clave es que jugamos muy en equipo, que todos sabemos nuestro papel, nadie quiere sobresalir y tenemos muchas ganas de trabajar.

Colsa: "El Madrid vendrá aquí a jugar al toquecito. Así nos sentimos cómodos"
Munitis: "Soy superambicioso con la selección. Soy jugador y español. Pues eso"
Colsa: "Ahora los canteranos tienen más facilidades. Antes no te daba bola nadie"

Colsa. La cantabrización igual es una coincidencia. Nosotros al ser de aquí sabemos lo que supone llevar esta camisa. Es una ciudad pequeña y nos conocemos todos y la responsabilidad, por eso, era muy grande. Algo tiene que ver, pero también que el resto de la gente se involucra como si fuera de aquí.

M. Tenemos un grupo fantástico. Yo nunca me había encontrado un grupo sin problemas, todos unidos, comprometidos.

C. La base ya la pusimos el año pasado. La forma de ser del vestuario, el carácter. Aquí para tener un problema había que buscarlo mucho. No hubo ningún altercado. Sólo se hablaba de fútbol. En los años anteriores se hablaba sólo de temas extradeportivos que no beneficiaban nada al equipo. Somos gente normal, trabajadores, a los que ahora acompañan los resultados.

M. Sí, ahora hay estabilidad. Es normal que cuando hay cambios de dueños en los clubes se genere un poco de inseguridad. Ahora sólo tenemos que pensar en fútbol. Y somos un equipo que sabemos estar muy bien colocados, bien armados y defender cuando hay que defender y atacar cuando hay que atacar. Depende del equipo que tengas enfrente, unas veces juegas más a la contra y otras tienes que llevar más el control de partido.

C. Tenemos una identidad muy definida, y eso es difícil para un equipo pequeño. Sobre todo en nuestro campo, los equipos que vienen saben que es difícil llevarse algún punto. Todos los entrenadores coinciden en que somos un equipo muy difícil de sorprender, en que trabajamos todos, en que somos muy solidarios y en que tenemos un contraataque muy peligroso. Pero nosotros también sabemos que sin trabajo no somos nada. Ahora mismo a casi nadie le gusta llevar la iniciativa, salvo cuatro o cinco equipos que están obligados por sus objetivos, expectativas y público. A nosotros nos gusta estar ordenados y a mí me gusta defender. Me lo paso muy bien defendiendo, esperando la oportunidad de robar un balón y dárselo al compañero que está delante.

M. Tenemos que defender del primero al último. Me encanta defender, es bonito ver a un equipo en el que todos se mueven a la vez. Esa solidez me gusta.

C. Los partidos en los que nosotros nos sentimos cómodos son los partidos como el del Madrid, porque ellos están obligados, porque lo manda su historia, a jugar bien, a llevar la iniciativa y ganar. Y el Madrid vendrá aquí como siempre a intentar jugar al toquecito, a intentar ganar, y nosotros estamos cómodos intentando que el equipo contrario se vaya desarmando y vaya ofreciendo esos huecos que con otros no existen. Otra cosa es que al descanso te vayas con un 0-4.

M. Te voy a contar una anécdota que me ocurrió el miércoles y marca un poco lo que piensa la gente de nuestra situación. Estando con el niño en La Magdalena se me acerca un chico y me dice: 'Si nos metemos en la Champions es la leche, es la bomba'. 'Y en la UEFA también', le dije. '¡Bah!, la UEFA...'. Fíjate como está el nivel de exigencia por aquí, pero es bonito. No sé lo que va a suceder, pero deseo que lo disputemos hasta el último día.

C. Todo está muy complicado. El Madrid no tiene decidida la Liga. Y tiene una calidad mucho mayor que la nuestra.

M. Sí, claro, por eso vamos por detrás de ellos, ¡ja, ja, ja!.

C. Si sacamos los partidos de casa... va a ser difícil. Jugamos contra el Madrid, el Sevilla, el Murcia, que estará luchando por no descender, y Osasuna. Como tú dices, ojalá lleguemos al último partido jugándonoslo todo.

M. Estamos en una situación muy buena, pero faltan seis partidos y todo puede pasar. Puedes perder el domingo, pero dejémoslo que no me gusta hablar de perder... Hablemos de lo que significa estar aquí, en la tierra. Yo cada año que he estado fuera lo he echado mucho de menos. Y tenía unas ganas locas de volver a jugar en casa. Estoy con mi gente, con la familia. No le puedo pedir más a la vida.

C. Sí, cuando terminas las vacaciones de verano y tienes que volver otra vez a Madrid, a Coruña, a donde sea, se te hace difícil volver a empezar y cada vez tienes menos ganas. Ahora estás feliz en casa, con todas las facilidades que tenemos, con una ciudad accesible y bonita.

M. Sea bonita o fea, es nuestra ciudad. Yo estando en Coruña estaba muy bien. Y el único sitio al que me hubiera movido era aquí, a Santander.

C. Tuvimos nuestro momento, salimos, lo pasamos bien. Hemos conocido otras ciudades, otros ambientes, otras maneras de vivir el fútbol, con más presión, y ahora es el momento de que sean otros los que tengan que buscar su acomodo, su éxito en los clubes, en la selección.

M. Pero tú estás a tiempo, estás en un momento espectacular y lo que tenía que suceder es que jugases con la camiseta nacional. Con la temporada que estamos haciendo algún jugador tendría que estar allí. Ojo, que yo también soy superambicioso. Creo que me queda bastante que ofrecer. Soy jugador de fútbol y español. Pues eso.

C. Con vivir estos años como estamos viviendo éste, nos conformamos. Yo por lo menos. Te cambio el logro individual de ir a la selección por esto.

M. Lo poco que hemos conseguido, la gente está haciendo que sea superespecial. Y quién sabe qué nos va a ofrecer esta temporada. El público y el equipo formamos un grupo muy fuerte. El que nos quiera echar mano va a tener que trabajar mucho.

C. Siempre nos hemos apoyado desde que llegamos. También fue duro al principio. No se ganaba y lo mismo que ahora recibes elogios por la condición de cántabros, pues entonces, cuando no se ganaba, recibimos bastantes críticas. 'Éstos han venido aquí a jubilarse', y esas cosas. Tú sabes que me has ayudado muchísimo y he recuperado la ilusión por muchas cosas que desconocía y que pensaba que había perdido.

M. Ya me pedirás la pasta por el jabón que me estás dando...

C. No, en serio, Munitis es un referente para la cantera. Ahora, ellos tienen más facilidades. La gente es más simpática. Cuando empezamos nosotros, fuimos a Holanda y nada más llegar ya nos queríamos marchar, porque no te daba bola nadie en el primer equipo. Y se ponían a correr y parecía que lo hacían para joder. Tú no podías y ellos más y más. Ahora son todo facilidades. Hasta te pasas.

M. Bueno, a partir de ahora no tenemos que hablar de nada. Sólo de sacarle los tres puntos al Madrid. No soy partidario de tantas entrevistas, de tanto hablar de lo maravillosos que somos y luego igual te viene un tortazo. Hay que seguir sin distraernos.

Colsa y Munitis, el pasado viernes en El Sardinero.
Colsa y Munitis, el pasado viernes en El Sardinero.SANTOS CIRILO

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 19 de abril de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50