Los problemas de la sequía

Carod denuncia la "pinza" del Ejecutivo y CiU contra la Generalitat por la sequía

En un acto de partido, el consejero de Vicepresidencia, Josep Lluís Carod Rovira, salió ayer en defensa de la gestión que el Gobierno catalán hace de la crisis de la sequía. Al presidente de Esquerra parece que no le gusta nada que el PSOE y CiU vayan de la mano, según su opinión, y compartan opiniones sobre algunos asuntos, como el del trasvase del río Segre a la cabecera del Llobregat con el que abastecer de agua al área metropolitana de Barcelona. Por eso, y más, el líder independentista acusó al Gobierno central de hacer una "pinza permanente" al Ejecutivo catalán con los nacionalistas aliándose en determinadas cuestiones, como cuando evitó que el Estatuto aprobado en el Parlament saliera adelante en el Congreso de los Diputados.

Hereu reclama una solución para el área metropolitana antes de seis meses

Más información

El presidente del consejo nacional de Unió Democràtica, Ramon Espadaler, instó al presidente de la Generalitat, José Montilla, a pronunciarse sobre si comparte las tesis del Gabinete que preside a favor del trasvase o si avala la oposición del Ejecutivo central a dicha iniciativa. La relación entre el PSC y el PSOE a raíz de esta cuestión es intensa ya que las agrupaciones leridanas están agitadas.

En respuesta a las declaraciones de Carod Rovira, que acusó a los socialistas de hacer una "pinza permanente" a la Generalitat con CiU en cuestiones como la de la sequía, Espalader afirmó que "si esta pinza sirve para salvaguardar el Segre, bienvenida sea", y así, reiteró su oposición a un posible traslado del agua.

Espalader, ex consejero de Medio Ambiente, quiso conocer cuál es la posición exacta de Montilla. "CiU tiene derecho a saber en qué momento procesal estamos ante una ausencia de criterio por parte del Gobierno catalán", dijo. Los nacionalistas quieren "hablar de esta situación de emergencia y afrontar un debate" con el Ejecutivo autónomo "sobre las grandes infraestructuras hídricas previstas que no se han ejecutado" durante esta legislatura.

También desde la oposición, el presidente del PP en Cataluña, Daniel Sirera, se refirió a las diferencias que existen entre el PSC y CiU respecto a la cuestión de la falta del agua e instó a los nacionalistas a que no se opongan a la celebración de un pleno monográfico en el Parlament sobre la sequía como proponían desde la Administración.

Por su parte, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, reclamó ayer que cualquier solución para la sequía que sufre el área metropolitana llegue antes de seis meses y que aporte el caudal "necesario" para el desarrollo "normal" de una ciudad, para así poder evitar una "emergencia extrema".

La portavoz de ERC, Marina Llansana, anunció ayer que el secretario general del partido, Joan Puigcercós, creó la semana pasada una comisión interna en ERC para hacer el seguimiento de la sequía que afecta a Cataluña con el "reto inmediato de buscar alternativas" al trasvase del Segre. Esta comisión, que profundizará en la coordinación institucional de ERC, la preside Puigcercós y la integran diputados responsables de las comisiones de Medio Ambiente y Agricultura, Ganadería y Pesca del Parlament y el Congreso, además de diputados territoriales de las comarcas del Ebro, Lleida y Girona, además de expertos y técnicos -que no se citaron- que "completarán" las decisiones políticas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 05 de abril de 2008.

Se adhiere a los criterios de