Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Vuelve el espíritu de 'La Pulga'

Messi, lesionado hace un mes, quiere volver a jugar en la semifinal de la 'Champions'

Leo Messi está de vuelta, aún no puede ayudar con sus gambetas al equipo, pero su sola presencia en el campo de entrenamiento ya se celebra en el Barcelona, inmerso como está el club en una movida deportiva que lo sacude día sí y día también. Tras pasar por la enfermería, donde ayer se le hizo un reconocimiento médico, el argentino salió al campo de La Masia para realizar una suave sesión de carrera continua al lado de Juanjo Brau, recuperador de los futbolistas.

Cuando se cumple un mes desde el día que se lesionó -se rompió el bíceps femoral de la pierna izquierda, en el partido de Champions contra el Celtic de Glasgow, el pasado 4 de marzo en el Camp Nou-, la pulga ha empezado la cuenta atrás para volver a vestirse de corto.

En el calendario de Messi hay un partido marcado con una equis: las semifinales de la Liga de Campeones, que se jugarán el 22 o el 23 de abril. "Quiero volver a jugar en las semifinales de la Champions, aunque también puede ser antes", dijo el delantero azulgrana.

Messi cumplió la segunda fase de la recuperación de su lesión en Argentina, y el jueves pasado, por la noche, aterrizó en Barcelona. En la capital catalana debe acabar el proceso de rehabilitación que debería permitirle estar listo para enfrentarse al Manchester United o al Roma en la competición europea. "Hace mucho que estoy parado y lo único que tengo ganas es de salir al césped y jugar", aseveró ayer Messi.

Otro de los futbolistas con los que últimamente no ha podido contar el técnico azulgrana Frank Rijkaard es Deco, que anteayer se resintió de la elongación que ya sufría en el sóleo de la pierna derecha, y tampoco entró en la lista de convocados del equipo para jugar el domingo contra el Getafe.

A diferencia de Messi, el portugués se mostró muy cauto a la hora de pronosticar cuándo volverá a jugar. "Es una lesión complicada, porque cuando empiezo a estar bien, luego me vuelvo a cargar. Quiero ayudar al equipo pero sin correr riesgos", consideró Deco, que se lesionó hace un mes, durante el calentamiento previo al partido de Liga contra el Villarreal.

El centrocampista portugués no quiso entrar ayer a valorar algunas situaciones individuales del equipo azulgrana; ni la de su entrenador, Frank Rijkaard, ni la de su compañero Ronaldinho. "El equipo está por encima de cualquier jugador, y ahora no es importante hablar de Ronnie o de mí", zanjó Deco ambas cuestiones.

El portugués, sin embargo, sí dedicó unas palabras al regreso de Messi, lo que consideró muy positivo para el equipo: "Todos sabemos que con él somos más fuertes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de abril de 2008