Reportaje:

Las armas de seducción de Carla

La primera dama francesa se vistió de john galiano para su visita a londres

La prensa internacional se ha rendido a sus pies. Se refieren a ella como la nueva Jackie Kennedy, y la británica, incluso, la compara con Diana. Carla Bruni ha triunfado en su primera pasarela como primera dama de Francia y en el salón más exquisito de todos cuantos hay: la corte de la reina Isabel II.

Pocos se han detenido a analizar los acuerdos firmados entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy, y el premier británico Gordon Brown, pero muchos lo han hecho, en cambio, para fijarse en el estilismo que Carla Bruni ha lucido durante dos días.

Más información
Bernardette Chirac gusta más que Bruni

Siguiendo la tradición de las grandes firmas que informan de las actrices que han escogido sus modelos con motivo de los Oscar, la casa Dior no ha parado de dar detalles sobre los conjuntos que ha lucido Bruni porque ha tenido "el honor de vestir a madame Sarkozy".

Bruni llamó hace varias semanas a su amigo, el diseñador de la casa Dior John Galiano, para que la ayudara. La primera dama de Francia se enfrentaba a su primer gran examen en el extranjero. "Elegí a Galiano porque confío plenamente en él", ha dicho. Además, Dior es propiedad de Bernand Arnault, un gran amigo de Sarkozy al que ayudó a llegar al Elíseo. Arnault es propietario de LVMH, un gigantesco grupo empresarial que aglutina las firmas más lujosas y famosas del mundo, como Dior, Louis Vuitton, Loewe y Givenchy. Las joyas que lució la primera dama de Francia se las proporcionó Chaumet, de su colección Clarisse.

Las horas de pasarela han ayudado a la ex modelo y cantante a lucir los modelos de Galiano y a no relajarse ante el objetivo de las cámaras que la han perseguido. El diseñador dispuso varios conjuntos en gris que combinaban entre sí y con un abrigo morado, que también compaginó con un traje del mismo tono. Por el día, se puso falda y pantalón. Y por la noche, recurrió a la gasa: el primer día azul, y el segundo color burdeos. Para la llegada a Londres se tocó con un sombrero azafata de los que usaba Jackie Kennedy y fue fiel al zapato bajo, que no ha dejado desde que se unió a Sarkozy. Él, en cambio, no abandona sus zapatos con alzas.

Sarkozy ha proclamado su felicidad por el éxito de su esposa. Quizá también por su maestría en distraer la atención de lo verdaderamente importante cuando las cosas no le van bien en el terreno político.

Carla Bruni escucha el discurso que su marido pronunció en la Royal Gallery del palacio de Westminster.
Carla Bruni escucha el discurso que su marido pronunció en la Royal Gallery del palacio de Westminster.AP
De izquierda a derecha, la ex modelo llegando a la residencia del primer ministro británico, entrando en el castillo de Windsor, y en las dos cenas de gala.
De izquierda a derecha, la ex modelo llegando a la residencia del primer ministro británico, entrando en el castillo de Windsor, y en las dos cenas de gala.AFP, REUTERS
Los  Sarkozy se despiden de los reyes de Inglaterra en Windsor.
Los Sarkozy se despiden de los reyes de Inglaterra en Windsor.AFP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Mábel Galaz

Fue la primera mujer en pertenecer a la sección de Deportes de EL PAÍS. Luego hizo información de Madrid y Cultura. Impulsó la creación de las páginas de Gente y Estilo. Ha colaborado con varias cadenas de televisión y con la Cadena Ser. Ahora escribe en El País Semanal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS