Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:SOCIEDAD

Sortear la crisis con Internet

Casi la mitad de los hogares españoles están ya conectados a la Red. Sin moverse de la mesa del ordenador se encuentran muchas fórmulas para ahorrarse tiempo y dinero, sobre todo con las comparaciones de precios y servicios

Servicios más baratos, información gratuita, intercambios sin dinero de por medio. Internet es una mina para la práctica del consumo inteligente. Desde contratar un seguro a buen precio hasta consultar a un abogado, hacerse con un router o conseguir mil tarjetas de visita personalizadas sin pasar por caja. Vale la pena darse un garbeo por la Red antes de salir a la calle, especialmente en tiempo de ajustes.

"La idea de SinDinero.org surgió cuando dejé de trabajar, con el lógico empeoramiento de mis finanzas. Pensé que estaría bien recopilar recursos que permitiesen a la gente reducir la dependencia del dinero", explica Juan Manuel Sánchez. Él y su pareja, Berta Fernández, crearon SinDinero.org hace un año y hoy tienen 1.200 visitas al día.

El sitio reúne más de 600 enlaces con servicios en la Red o el mundo real. Las agendas de ocio gratuito en Madrid y Barcelona tienen especial éxito. Sánchez recomienda por experiencia "los bancos de tiempo, el intercambio de idiomas por Internet y los cursos de formación gratis, como aprender a hacer chapuzas caseras".

Entre sus favoritos destacan la red mundial de hospitalidad Hospitalityclub.org y Comerporlapatilla.com, una agenda de eventos gastronómicos gratuitos. "Internet está ejerciendo de catalizador de este tipo de iniciativas, no hay más que ver la cantidad de webs de reciclaje y trueque que han surgido en los últimos meses", explica.

Es la autoorganización al poder, el intercambio de tiempo, espacio o bienes sin dinero de por medio, aprovechando el potencial de la Red para poner a personas en contacto. Compartir.org permite encontrar compañeros en 80 municipios para ir en coche a la universidad o al trabajo. Otros sitios son para compartir garaje, piso o residencia veraniega.Los bancos de tiempo, donde cada cual ofrece sus habilidades a cambio de las de otros, también han encontrado en la Red una poderosa aliada. Los que ya existían trasladan sus tablones de anuncios a Internet y aparecen otros que aprovechan al máximo las herramientas digitales, como Kroonos, donde se intercambian desde masajes hasta reparaciones de bicicletas.

A veces los servicios son superfluos, pero en tiempos de crisis cada vez tienen más cancha los pequeños intercambios que facilitan la vida y, sobre todo, la hacen más barata.

"Internet permite llevar a cabo proyectos colaborativos por encima de las barreras de presupuesto", afirma Daniel Remeseiro, creador de Nolotiro.com. Aquí la gente regala lo que ya no le sirve. "La acogida ha sido buenísima", explica Remeseiro. Él mismo lo ha comprobado: "Me han regalado una consola Atari con un montón de videojuegos y yo he dado un Spectrum que encontré en la calle y un router".

Las empresas conocen también las ventajas de Internet, especialmente el abaratamiento de costes que les permite ofrecer productos más económicos. Junto a las sucursales digitales de negocios que ya existían, cada vez hay más empresas que operan sólo en la Red. Empezaron con la venta de entradas, billetes de avión, alojamiento en hoteles, libros y productos electrónicos, y hoy triunfan los servicios financieros, los inmobiliarios y los seguros.

"Internet nos permite el trato directo con el cliente, sin intermediarios y ahorrándonos costes, lo que repercute en nuestros precios", explican desde el Departamento de Comunicación de Balumba, que vende seguros de coche sólo por teléfono e Internet. En un año han captado 47.000 clientes. Otros servicios son más que baratos: son gratuitos. La mayor oferta está en las propias herramientas de Internet, como el correo electrónico, alojamiento de blogs, llamadas por Voz IP y buscadores que permiten encontrar desde trabajo hasta tiendas que liquidan existencias. Algunas empresas regalan muestras de sus productos como promoción. MuestrasGratis.es las lista.

Pero el recurso gratuito más abundante en la Red es la información. En SinDinero.org explican el caso de Inés: "Aprendió sola a cambiar el aceite del coche gracias a un vídeo didáctico que localizó en nuestro sitio". Cursos, manuales, comparaciones, blogs y foros explican desde cómo comprar la leche o la gasolina más baratas hasta el háztelo tú mismo de ConstruyeTuCasa.net.

Asesoría legal y financiera

"Mi madre se ha comprado un coche de segunda mano y he notado que no se oye el típico ruido de turbo. ¿Puede tener alguna avería?", pregunta alguien en Todoexpertos.com. Le responden que es normal y se ahorra la factura del mecánico, y sobre todo, mucho tiempo. En otros foros hay abundante asesoría legal y financiera, opiniones sobre millones de productos de consumo o avisos de empresas fraudulentas, como en CasasMalHechas.org.

La inteligencia colectiva de la red es especialmente fértil en el sector de los electrodomésticos, automoción y tecnología, con múltiples sitios que ofrecen comparaciones, mercado de segunda mano y foros con trucos. Quesabesde.com es uno de ellos, con una media de 600.000 visitantes mensuales. "Las consultas más frecuentes son el eterno 'qué televisor me compro', la solicitud de manuales y quejas sobre servicios técnicos", explica Roger Boix, uno de sus creadores. Sólo en la sección de cámaras de ocasión tienen más de 27.000 anuncios.

Diez ONG se ha unido por iniciativa de Canal Solidario (www.canalsolidario.org) para fomentar un consumo más responsable a través de un blog en el que proponen un plan de 15 días para llegar a serlo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de marzo de 2008