Necrológica:Perfil
i

Dennis Irwin, un contrabajista abandonado a su suerte

Murió por no tener dinero para pagar el tratamiento

Es una situación que se viene repitiendo con demasiada frecuencia en el jazz: la del músico veterano abandonado a su suerte, sin recursos de ningún tipo y sin la posibilidad de ganarse la vida con su música.

Si el jazz nació en Estados Unidos, pocos países hay que traten peor a sus músicos. Aun así, el caso del contrabajista Dennis Irwin supera todo lo concebible. Irwin falleció en Manhattan el pasado lunes 10 de marzo, a consecuencia de un fallo hepático provocado por el cáncer que padecía desde hacía un tiempo.

Irónicamente, el mismo día de su fallecimiento estaba programada una gala en su honor en el Jazz at Lincoln Center, con las actuaciones de Wynton Marsalis, Tony Bennett, Jon Hendricks, Mose Allison, Joe Lovano, Bill Frisell y John Scofield, entre otros. Lo recaudado iba a destinarse en parte a sufragar el nuevo tratamiento médico del contrabajista y a su manutención.

Irwin, cuya enfermedad le incapacitaba para seguir tocando, había sido objeto de otros dos conciertos benéficos, en los clubes Smalls y Village Vanguard, y contaba con una cuenta abierta a su nombre en Internet. A tenor de sus allegados, su situación era "literalmente desesperada". Aterra pensar que su suerte habría podido ser otra, de haber contado con los recursos necesarios.

Dennis Irwin nació el 28 de noviembre de 1951 en la localidad de Birmingham, Alabama. Durante tres décadas fue uno de los contrabajistas más solicitados de la Gran Manzana y el favorito de "las" y "los" cantantes. Su currículo como acompañante de cantantes incluye los nombres de Jackie Paris, Betty Carter, Annie Ross, Ann Hamp-ton Callaway, Tania Maria, Mose Allison...

En el año 1976, entró a formar parte del conjunto del guitarrista John Scofield, junto al saxofonista Joe Lovano. Un año más tarde, ingresó en los legendarios Jazz Messengers del baterista Art Blakey. Irwin permaneció junto al fundador del hard bop por espacio de tres años, entre 1977 y 1980. "Los más felices de mi vida", los describió.

De ahí en adelante, alternaría sus intervenciones como sideman junto a Scofield, Lovano, Stan Getz, Johnny Griffin, Horace Silver, Chet Baker... con sus apariciones regulares con la Vanguard Jazz Orchestra.

Irwin, que mantenía una doble vida como instrumentista y cantante showman con el seudónimo de Hoot Gibson, participó en más de 500 álbumes interpretando jazz y música brasileña, su otra gran pasión.

Si el fallecido jazzista no fue profeta en su tierra, al menos su pasión y muerte han servido para que el Englewood Hospital and Medical Center de Englewood, Nueva Jersey, anunciara la creación del Dennis Irwin Memorial Fund, un fondo dedicado a su memoria que será destinado al tratamiento médico gratuito de los veteranos del jazz y el blues sin seguro médico.

Dennis Irwin, durante un concierto en 2003.
Dennis Irwin, durante un concierto en 2003.ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 16 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50