Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cacharro insta a Feijóo a "dejar sitio" a dirigentes "más eficaces"

Francisco Cacharro Pardo, el que fuera presidente de la Diputación de Lugo durante 24 años y presidente provincial del PP a lo largo de varias décadas, ha retomado sus críticas a la actual cúpula del partido en Galicia tras la importante pérdida de apoyo en las urnas del pasado domingo. Cacharro pide al equipo de Alberto Núñez Feijóo una "reflexión seria" sobre los resultados electorales del domingo e invita a los que en su día se presentaron como renovadores a que "dejen el sitio" para que lo ocupen quienes puedan gestionar el partido "con más eficacia".

El aún senador popular en funciones está convencido de que es "el momento adecuado" para, "sin prisa pero sin pausa", analizar el importante descenso de votos que expermienta el PP gallego desde 2000. A partir de estas reflexiones, prosigue Cacharro, el partido debe "adoptar las decisiones y medidas que correspondan". "No tengo ningún interés personal en este asunto; pasé a la reserva y no pienso volver", remarcó el ex líder del PP en Lugo. "Desde 2000 hay una caída tremenda de apoyos al PP en Galicia. En la provincia de Lugo perdimos unos 30.000 votos, en Ourense acaba de suceder algo parecido", enfatizó.

El ex presidente del partido en Lugo dice que la pérdida de votos es "tremenda"

Sobre el motivo de esta pérdida de adeptos en el que durante años fue el mayor granero de votos del PP , Cacharro no lo tiene claro, pero esboza algunos argumentos. "Puede que se deba al cambio de ciclo; a una mala gestión o a otras cosas". "Pero lo que está claro", agrega, "es que por el bien del partido y de Galicia, se hace necesaria una reflexión profunda y adoptar las decisiones que correspondan". El veterano político lucense no se explica cómo es posible que su partido haya mejorado en casi todas las autonomías, excepto en Galicia. "Aquí el PP experimentó un descenso, en algunos casos muy acusado", subraya.

Cacharro nunca admitió de buen grado tener que dejar la presidencia provincial, aunque finalmente accedió a las exigencias de la dirección de Génova. Por aquel entonces, el lucense ya advirtió que los nuevos dirigentes del partido "deberían tener el equipaje ligero". "Siempre les atribuí buenas intenciones y grandes ideas, pero si ven que no cuajan, la verdad es que parece muy adecuado que dejen el sitio a quienes puedan gestionar el partido con más eficacia", afirmó Cacharro en alusión a la dirección encabezada por Núñez Feijóo.

El ex presidente del PP de Lugo recalca que bajo su mandato la formación obtuvo en la provincia "los mejores resultados de Galicia" y "uno de los principales" de España. "Indudablemente", señala, le duele la situación del partido, porque "no es bueno ni para el PP, ni para la marcha del país". La posición en la que se ha quedado el PP en España es "incómoda".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de marzo de 2008