ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Duran cultiva la imagen del catalán mercader

CiU pide movilización contra la hegemonía del PSOE

Josep Antoni Duran Lleida y, por extensión, todos los dirigentes nacionalistas de Convergència i Unió (CiU) se han lamentado en alguna ocasión de la imagen de mercaderes que los catalanes tienen en el resto de España. De que lo único que les mueve en Madrid es arrancar contrapartidas políticas y económicas al Gobierno central. Y que, además, son insaciables en sus demandas. La negociación del nuevo Estatuto se convirtió en paradigma de este viejo estereotipo. Ayer en Lleida, el candidato democristiano se refirió a ello en un discurso que resultó, cuando menos, contradictorio. Duran deploró, por una parte, que todos los pactos entre el PSOE y el PP resulten ser "acuerdos democráticos" o "para las libertades". En cambio, cuando el acuerdo lo firma CiU pasa a convertirse en un "chantaje nacionalista".

Pero a renglón seguido, Duran Lleida desveló la única razón que mueve a los convergentes en el Congreso de los Diputados. La verbalizó sin ningún rubor, después de haberse desgañitado contra ese supuesto "chantaje" de los catalanes al Gobierno de turno. "Lo digo descaradamente. Vamos a utilizar nuestra fuerza decisiva para sacar beneficios para Cataluña, para obtener contrapartidas para los catalanes. CiU sólo está supeditada a este objetivo", aseveró. De ahí que apelara a concentrar en CiU todo el voto catalanista, incluido el del PSC.

Este discurso choca con lo que siempre ha sostenido el democristiano, que CiU no puede entrar en el Ejecutivo central con el único fin de sacar provecho para Cataluña.

Ante unas 600 personas congregadas en la Universidad de Lleida, Duran y Artur Mas pronunciaron uno de sus discursos más encendidos de esta campaña. El complicado escenario que se presenta a los nacionalistas no es para menos: no despegan en las encuestas y la sombra de la mayoría absoluta del PSOE empieza a irrumpir. Para empeorarlo, CiU tiene que disputarse el voto con un serio competidor, Esquerra.

Duran y Mas apelaron ayer a la movilización para romper la hegemonía y el monopolio de poder socialista porque "a Cataluña siempre le han ido mal dadas con todas las mayorías absolutas".

Madí enfurece a Unió

Unió expresó ayer su enojo por unas declaraciones del portavoz de Convergència, David Madí, en las que aseguró que en el cara a cara entre Zapatero y Rajoy faltaba Artur Mas, y no Duran Lleida, para defender a Cataluña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50