Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crónica:Octavos de final de la Liga de Campeones

Cesc fulmina al campeón

El Arsenal elimina al Milan en su campo y el Manchester castiga la racanería del Lyon

El Arsenal de Cesc Fábregas se consagró anoche en un escenario indómito, San Siro, tras una exhibición más del centrocampista español. En un ejercicio de sibaritas, el cuadro de Arsène Wenger apuntilló al Milan (0-2), que no levantará ningún título esta temporada, por mucho que entre sus filas cuente a Kaká. Salvo un par de destellos, el Balón de Oro no fue el mismo que deslumbró en el pasado ejercicio. Con la estrella apagada, el Milan se replegó a la espera de una fantasía del Pato, que pagó la novatada.

No así el Arsenal, que saltó a San Siro como si fuera el Emirates Stadium de Londres. Cesc, al igual que en la ida (0-0), le robó la cartera a Pirlo. No contento con llevar la batuta del encuentro, acudió al rescate de los gunners cuando cuando la sombra de la prórroga acechaba al equipo inglés. Cesc, rodeado de Pirlo y Gattuso, se sacó de la chistera un disparo cruzado desde 35 metros (m. 85). De nada valió la estirada de Kalac. El golpe de efecto lo puso Adebayor, que no falló en el pase de la muerte de Walcott, ya en la prolongación.

La imagen del Milan fue penosa, aunque la vieja guardia rossonera cerca anduvo de sacar las castañas del fuego a Carlo Ancelotti, en la picota. A cuatro puntos de los puestos que dan acceso a la Champions en su Liga, la escuadra italiana mostró su versión más resultadista. Tanta dejadez la pagó cara ante el Arsenal, que le superó con creces en la eliminatoria, pero su juego de tiralíneas tiene la pegada de una pluma. Adebayor y Cesc sólo pudieron con Kalac sobre la bocina. Fiel al guión de la ida en Londres (0-0), el delantero togolés falló un par de ocasiones clamorosas hasta su acierto final. El cerebro español lo tuvo antes, cuando a la media hora lanzó un trallazo al larguero. Al final, el Arsenal no tuvo que lamentar tanta pólvora mojada.

Sexto gol de Cristiano

El Manchester cumplió los pronósticos frente a un Lyon muy áspero (1-0). El campeón francés aguantó en pie hasta poco antes del descanso, cuando Cristiano Ronaldo anotó tras un rechace su sexto gol en la competición.Eso sí, el equipo más goleador de la Premier (58 dianas) pasó un mal trago ante un rival que afrontó la eliminatoria acomplejado. Aunque Keita asustara a Old Trafford con un lanzamiento al palo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2008