Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Camps y Valcárcel demandan otra vez el agua del Ebro

El PP insiste en el discurso del trasvase, pese a que no figura en el programa

Los primeros oradores esquivaron la palabra maldita y no citaron el trasvase del Ebro, que ha quedado sin concretar en el programa electoral del PP. Ni Federico Trillo, cabeza de lista por Alicante, ni el presidente provincial, José Joaquín Ripoll se atrevieron a ello, sólo lanzaron la consigna genérica de agua para todos. Pero el presidente regional, Francisco Camps, después de dar varios rodeos citó, eso sí una sola vez, el trasvase, pero sin concretar plazos, presupuesto o compromiso político alguno. "Al Gobierno central le pedimos que mantenga el trasvase Júcar-Vinalopó, que ejecute el del Tajo-Segura y que traiga mediante trasvase las aguas sobrantes del Ebro". Esta referencia arrancó una gran ovación de los 4.000 militantes y cargos públicos del PP reunidos en la Institucional Ferial Alicantina (IFA) que coreaban: "Agua para todos".

"Camps y yo somos pareja de hecho, unidos por el agua para siempre"

Camps alardeó de la magnífica relación que mantiene con su homólogo murciano con el que "juntamos las manos" para gobernar y reivindicar. "El lazo que nos une para toda la vida es el agua que recorre nuestras venas", espetó Camps. Ramón Luis Valcárcel, presidente de Murcia recogió el envite. "Es de locos dejar que el agua del Ebro llegue al mar, para luego desalinizarla". El mandatario del PP murciano también ironizó: "Camps y yo somos pareja de hecho, unidos por el agua para siempre".

El mitin del PP, programado para contrarrestar el efecto de la presencia de Zapatero en la plaza de Valencia, no contó con la presencia de ningún dirigente nacional del PP. Por eso se proyectó un vídeo con imágenes de las últimas visitas de Rajoy. Camps quiso referirse a los agricultores que son "ecologistas de verdad, que no teorizan y trabajan todos los días" y lamentó que el AVE no llegue porque "Zapatero ha asumido el chantaje del radicalismo independentista". En definitiva, muchas críticas a los socialistas, pero ningún compromiso ni anuncio electoral. Y eso que estamos en plena campaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 24 de febrero de 2008