Reportaje:

Ellos son malos, pero ellas peores

Los problemas de Amy Winehouse, Paris Hilton y Anna Nicole Smith se airean; los de Heath Ledger se ocultaron

¿Existe discriminación por sexo en el mundo del cotilleo? Con echar una ojeada a los titulares de los meses recientes, al menos una respuesta parece clara: ellos no sufren el maltrato de la prensa rosa al mismo nivel que ellas. Y si no que se lo pregunten a Amy Winehouse. La cantante británica tiene serios problemas con las drogas, igual que el recientemente fallecido actor Heath Ledger. Sin embargo, a la hora de decidir si hacer públicas sus adicciones con vídeos explícitos, los responsables de los programas estadounidenses de cotilleos no les han tratado de forma equivalente. Las imágenes de Winehouse fumando crack y declarando haberse tomado seis pastillas de Valium se propagaron como un virus por televisiones y páginas web hace algunas semanas. Sin embargo, cuando el programa Entertainment tonight dijo tener en su poder un vídeo en el que se veía a Ledger divirtiéndose de forma excesiva, nadie llegó a ver nunca esas imágenes. Una atención que, sin embargo, no mereció la fallecida Anna Nicole Smith, cuyos problemas con la química, el sexo o la maternidad de su hija fueron carnaza para las televisiones y revistas durante los dos meses que siguieron a su accidentada muerte. Tampoco se ha salvado de que sus excesos se publicitaran Paris Hilton.

En cuestión de portadas, también las cifras hablan solas. Las aventuras y desventuras de Britney Spears han generado seis en la revista US Weekly desde agosto. Sin embargo, el intento de suicidio de Owen Wilson, aquejado como ella de problemas psiquiátricos durante el mismo periodo de tiempo, sólo fue carnaza para una portada. "Ninguna revista femenina pondría hombres en su portada. Es un suicidio. Las mujeres no quieren leer sobre lo que les ocurre a los hombres a menos que esté relacionado con una mujer: una ruptura, un embarazo o un matrimonio", asegura Janice Min, subdirectora de Us Weekly. El 70% de los lectores de esa revista, la segunda más leída en su género después de People, son mujeres. Para ésta, en cambio, esa cifra se dispara hasta el 90%.

En la mayoría de los casos parece que ellos pueden cometer errores pero desde la prensa se les ayuda a proyectar la imagen de intento de superación. En el caso de las famosas, difícilmente se les da esa oportunidad. Una de las teorías respecto a la no emisión del vídeo de Heath Ledger es que su representante le pidió a otros de sus representados -Natalie Portman y Josh Brolin- que presionaran para que no se emitiera.

De izquierda a derecha, Paris Hilton, Britney Spears y Amy Winehouse.
De izquierda a derecha, Paris Hilton, Britney Spears y Amy Winehouse.EFE / ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 23 de febrero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50