Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La sequía obliga a Interior a adelantar la vigilancia para prevenir incendios

1.400 policías y guardias civiles patrullan ya los montes por el "repunte" de fuegos

El invierno "muy seco" en el que está inmersa Galicia ha llevado al Gobierno central a adelantar el dispositivo de prevención y extinción de incendios forestales con el que suele apoyar a la Xunta sólo en verano. Casi 1.400 policías y guardias civiles patrullan ya los montes para disuadir a los incendiarios.

El comité que coordinará la lucha contra el fuego de ambas administraciones se constituyó ayer, cuatro meses antes que el año pasado. "La climatología invita a que desde ya estén los medios preparados", explicó el subsecretario del Ministerio del Interior, Justo Zambrana.

MÁS INFORMACIÓN

Las llamas y las detenciones de pirómanos o vecinos temerarios han llegado este año antes que nunca. Desde el 1 de enero han sido arrestadas 15 personas acusadas de plantar fuego en distintos puntos de la comunidad, cuatro de ellas ayer mismo. La Policía Autonómica detuvo a dos hombres de 68 y 78 años y dos mujeres de 69 y 56 años como presuntos autores de quemas no autorizadas o inseguras, que arrasaron este mes 5.000 metros cuadrados en Lugo, 1,47 hectáreas en Irixoa (A Coruña) y 0,3 hectáreas en Trazo.

Miembros de los ministerios del Interior, Medio Ambiente y Defensa se reunieron ayer en Santiago con los conselleiros de Presidencia, José Luis Méndez Romeu (PSOE), y Medio Rural, Alfredo Suárez Canal (BNG), para pactar los detalles del dispositivo conjunto que combatirá los incendios "desde ya". Tras el encuentro, en el que participaron mandos policiales y del Ejército, sólo comparecieron públicamente los responsables socialistas de Interior y de la Consellería de Presidencia para explicar el adelanto de la llegada de las fuerzas de seguridad a Galicia.

Zambrana y Méndez Romeu destacaron el "repunte importante" de incendios que se ha producido este invierno en todo el norte de España, razón por la que se han anticipado los refuerzos del Gobierno central a la Xunta. Desde la Consellería de Medio Rural se resta gravedad a la situación y se asegura que, pese al tiempo seco, el número e intensidad de los fuegos "no es excepcional". El departamento de Suárez Canal defiende que las necesidades de extinción están cubiertas porque los 1.400 efectivos que cada año por estas fechas se dedican a tareas de limpieza y prevención también están preparados para apagar fuegos. Medio Rural elude aclarar cuántas hectáreas han ardido en lo que va de año y explica que sólo ofrecerá el dato global de la campaña cuando ésta termine, es decir, en septiembre.

Las cuadrillas de la Xunta cuentan ya con el apoyo de equipos dependientes del Gobierno central. Además de los policías y guardias civiles que realizan tareas de vigilancia en los montes, el Ministerio de Medio Ambiente tiene ya a disposición de la comunidad cuatro equipos de prevención formados por 16 personas cada uno, además de tres aviones, una brigada y un helicóptero.

Refuerzo en verano

En verano recalarán en Galicia soldados y más fuerzas de seguridad. El convenio de este año entre Medio Rural y el Ministerio de Defensa traerá a la comunidad un mínimo de 23 patrullas que se podrían ampliar a 75 en caso de necesidad. "Dos o tres helicópteros" del Ejército peinarán las zonas de alto riesgo y 60 miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) se instalarán en Marín, apoyados en todo momento por sus compañeros de la unidad de León. El Ministerio del Interior, por su parte, reforzará en junio su equipo contraincendios con otros 600 guardias civiles y 150 policías.

Según las cifras dadas ayer por el Gobierno central, los medios que movilizará el Estado este verano para luchar contra el fuego en Galicia serán similares a los del año pasado. El conselleiro de Presidencia evitó dar detalles sobre el dispositivo dependiente de la Xunta porque, esgrimió, será el presidente, Emilio Pérez Touriño, el que los desvele hoy durante la constituticón del Comité Galego de Montes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de febrero de 2008