La precampaña electoral

De la Vega: "Quereros es muy fácil"

La candidata socialista muestra su rostro más humano en una gran fiesta

La sobriedad de la vicepresidenta y portavoz del Gobierno, la distancia entre María Teresa Fernández de la Vega y sus electores, se trocó ayer en una alegre humanidad durante la fiesta que los socialistas valencianos celebraron en el Polideportivo de El Cabanyal. "Os quiero, os necesito", clamó la candidata por Valencia.

Los productores caldearon bien el ambiente. El pabellón estaba casi lleno una hora antes de la fiesta. Unos gigantes animaban la entrada. A mediodía, sonó el pasodoble. Dos bandas rivalizaban a ambos lados del escenario. Carmen Alborch y Ferran Bono, candidatos al Senado y el Congreso, se arrancaron a bailar entre el aplauso general. Una marcha mora hizo una filà de los candidatos. El vídeo de Defender la alegría, la canción en la que Serrat, Miguel Bosé o Concha Velasco apoyan el cambio político que representa José Luis Rodríguez Zapatero, dio pie a Inmaculada Rodríguez Piñeiro, número dos por Valencia, o Joan Lerma, presidente de la gestora del PSPV, para rechazar la amargura y el resentimiento: "No vamos en contra de nadie, sino a favor de la inmensa mayoría".

De la Vega lo tenía hecho para exclamar: "Es tan fácil quereros". La candidata socialista se mostró radiante frente a "la resignación de los cenizos". "Qué cuatro años nos han dado, sembrando la discordia, el miedo, manipulando, contando mentiras...". Y ofreció "una mirada positiva", "el corazón en cada razón", "porque no nos va el conformismo, ni el victimismo, ni mucho menos, la resignación". "Es posible la paz, la igualdad, el talante. Y es posible porque somos más". El aplauso fue unánime.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS