Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2008 | Precampaña electoral

En pos del socialista desencantado

En el PP tienen muy claro, por sus datos y por las encuestas que se publican, que sus electores tradicionales están muy movilizados, sobre todo para echar al PSOE del poder. Por eso su campaña, sin descuidar asuntos como el terrorismo, que siempre animan a sus votantes tradicionales —hasta siete veces se han manifestado sobre este asunto— se concentra en intentar captar a los que Rajoy llama "socialistas desencantados". A ellos van dirigidos algunos mensajes, sobre todo el del debate territorial pero también el de la inmigración o la inseguridad. Estos últimos buscan un votante de izquierdas poco politizado.

El PP está concentrando sus energías en los dos cara a cara televisados y en el acto de apertura de campaña. Será el jueves en Cádiz, una provincia clave. Allí, Rajoy buscará el voto españolista, el que está enfadado con el PSOE por el Estatuto catalán. El líder del PP organizará un acto en memoria de la Constitución de 1812 y las Cortes liberales. E insistirá en su idea de que él defiende una nación de "ciudadanos libres e iguales" frente a los "privilegios" que el PSOE ha otorgado a Cataluña con el nuevo Estatuto. Rajoy llegó a decir el pasado jueves que defiende los "principios socialistas" como la igualdad, mientras Zapatero "ha abandonado las señas de identidad de la izquierda" por sus pactos con los nacionalistas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 17 de febrero de 2008