Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Heather Mills se defiende sola

La modelo interroga a Paul McCartney sobre su divorcio

Nuevo asalto en la guerra de los McCartney, con la comparecencia de la pareja, ayer, en el tribunal de Londres que sigue la causa de su divorcio. En juego estarían, según estimaciones de expertos legales, como mínimo 74 millones de euros que Heather Mills reclama al ex beatle por cuatro años de matrimonio y la manutención de la hija de ambos, Beatrice, de cuatro años.

Mills está decidida a asumir su propia defensa, una vez rota su relación con los abogados de la firma Mishcon de Reya, a la que adeuda casi tres millones de euros como honorarios. Una cifra que no le será difícil asumir si finalmente consigue una tajada de la fortuna de sir Paul -estimada en 1.220 millones- durante el proceso a puerta cerrada.

Paul McCartney, que tiene al grueso de la prensa británica de su lado, saludó con afabilidad a los reporteros, pero rehusó hacer otro tipo de comentario. El proceso se presenta feo para el artista, con Mills resuelta a sostener que su futuro ex marido tiene mucho más dinero del que ha declarado al erario público. Ella misma le llevaba las cuentas -tal como filtraron fuentes de su entorno al Mail on Sunday- y puede atestiguar que sus dos giras mundiales le reportaron pingües beneficios, a pesar de que el saldo oficial de sir Paul presenta pérdidas por las 55 actuaciones que protagonizó en 2002 (año en que se casaron).

Odiada por la prensa popular británica, Heather tiene ya poco que perder y ha echado el resto para lograr el objetivo de convertirse en una de las ex parejas mejor remuneradas de la historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de febrero de 2008