Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Herrera se reúne con la comunidad paquistaní tras las detenciones del Raval

"A mi hijo le llaman Bin Laden en la escuela". Se lo contó un ciudadano barcelonés de origen paquistaní al candidato de Iniciativa-Esquerra Unida el pasado lunes. El preocupado padre formaba parte de un grupo de comerciantes y sindicalistas originarios del país asiático, afincados en Barcelona y temerosos ante el ambiente "xenófobo" que creen que están azuzando algunos partidos en sus campañas electorales. Herrera los recibió en su ronda de contactos con vistas a las elecciones generales tras haberse reunido con ellos ya en otras ocasiones.

El candidato ecosocialista explicó ayer algunos detalles del encuentro, que se realizó lejos de los focos y semanas después de la detención de 14 hombres (12 paquistaníes y 2 indios) acusados de pertenecer a una célula islamista en el barrio del Raval. "Están preocupados, no sólo por el efecto de esta actuación policial, sino por el oxígeno que partidos como el PP y Convergència i Unió están dando a los sentimientos xenófobos", dijo Herrera.

Los paquistaníes pidieron a Herrera que no contribuya al discurso del recorte de derechos que, en su opinión, están apoyando Convergència i Unió y el Partido Popular con propuestas como el contrato de inmigración y el llamado "carnet por puntos" para extranjeros de Artur Mas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de febrero de 2008