Reportaje:EL VIAJERO HABITUAL

Vuelta al mundo este fin de semana

Fitur abre hoy y mañana sus puertas al público no especializado

Nada más entrar se percibe un intenso olor a hierba húmeda. Nos encontramos en una esquina del pabellón 10, entre Austria y Suiza, donde el suelo ha quedado cubierto por una alfombra de hierba real. Huele a césped y a fútbol. Y los expositores de ambos países lo anuncian como el gran atractivo de la temporada: varias de sus ciudades serán sedes de la Eurocopa de fútbol en junio. La selección española, comentan en los expositores, jugará sus primeros partidos en Salzburgo e Innsbruck, al pie de los Alpes. Y aunque, lamentablemente, en los stands no pueden ofrecer entradas para los encuentros, monopolio de la UEFA, explican que habrá, por ejemplo, una pantalla gigante, la mayor de Europa, junto a la rampa de saltos de esquí de Innsbruck, en la ladera alpina. Desde allí se podrán seguir gratis todos los partidos. La final, en Viena.

Ideas para todos. Desde Croacia, "el Mediterráneo tal como era", según su audaz eslogan, hasta un nuevo recorrido ornitológico por Lleida. Busque en los 'stands' sus escapadas favoritas.
Más información
Bienvenidos a FITUR 2008

De allí, los amantes del deporte deberían viajar hasta la Generalitat Valenciana, a un par de pabellones de distancia, en el número 5. Olor a asfalto. Un inmenso scalextric reproduce a escala el Valencia Street Circuit, que acogerá el próximo 24 de agosto el primer Gran Premio de Europa de fórmula 1. Cualquier espontáneo puede lanzarse y agarrar uno de los mandos para catar las curvas por entre la marina Juan Carlos I y la expansión de la ciudad de Valencia hacia el puerto (sede el verano pasado de la Copa del América de vela). O mejor, subirse a una reproducción de un bólido de fórmula 1, tomar el volante y medirse frente a los pilotos más rápidos del circuito en este simulador; en realidad, un juego de PlayStation con mayores dosis de realismo, al sentirse uno a bordo de un monoplaza.

Un café Volcán

A los amantes de la velocidad, el recorrido debería guiarles entonces hasta Colombia (pabellón 8), con tres excusas muy bien montadas para promocionar su país a ojos españoles. Primero, y antes de la velocidad, una pausa: puede apurar un café Volcán de Juan Valdez, "el más fuerte dentro de lo suave que son los cafés colombianos", según los muy cafeteros. Segundo: apure también unos minutos de conversación con los amables silleteros de Medellín, con su sombrero de fique calado en la cabeza y trabajando unos inmensos centros de flores llamados silletas, con pompones, pinochos, margaritas, claveles, rosas y astromelias, todas autóctonas. Han venido para darle otro color a Medellín, su tierra, tan denostada por la imagen de la droga. Y promocionan un arte tradicional que, cuentan, vive su momento álgido del 1 al 10 de agosto, en la Feria de las Flores, a la que acuden cerca de 400 silleteros de la región. Sobre el fique y los pétalos, se puede leer la ingeniosa frase lema turístico del país latinoamericano: "Colombia. El riesgo es que te quedes".

Boletín

Las mejores recomendaciones para viajar, cada semana en tu bandeja de entrada
RECÍBELAS

Eso, o que subas a la montaña rusa más larga del mundo, y ahí va la última excusa para acercarse hasta el stand colombiano. Junto a los silleteros llama la atención una especie de monovolumen sin ventanas. Suba, suba. Dentro se proyecta una simulación animada de Vértigo, una agitada montaña rusa de cuatro kilómetros, mientras el cubículo salta, gira y se desplaza, reproduciendo las subidas y bajadas de la imagen. Uno sale mareado del realismo. La auténtica se inaugurá en octubre en un parque de atracciones enclavado en mitad de la selva de Cali. Alcanzará los 190 kilómetros por hora, y en algunos puntos, con hasta 85 grados de desnivel, el osado podrá sentir la gravedad cero.

Jerusalén, 3.000 años de historia

Otro simulador similar, aunque mucho más tranquilo, traza un recorrido por los 3.000 años de historia de la ciudad de Jerusalén (junto al expositor de Israel, pabellón 10). Cinco minutos no dan para mucho más que un atisbo de David, Salomón, la crucifixión de Cristo y la diáspora judía. El Time Elevator (así se llama el artefacto) es una versión resumida del que existe en realidad en la ciudad santa, pero bien merece un viaje esta montaña rusa cultural.

Entre Oriente y Occidente

Antes de cruzar a Oriente Próximo, quizá le apetezca detenerse a caballo entre Europa y Asia, en Turquía (también en el pabellón 10). Allí, Nasuf Comert, reconocido maestro joyero, levanta una pieza de vidrio tras otra frente a la llama de un soplete. Con paciencia, va dando forma a creaciones de cristal y amatista propias de su país, como los famosos ojos de la suerte. Todas las pulseras, anillos y collares colocados frente a él están a la venta. Y acepta peticiones particulares de color, material y tamaño.

Otro embajador artesano se encuentra poco más allá, en el expositor de Irán. Bajo el lema Tierra de museos, y entre los sonidos de un grupo folclórico persa, un anciano dibuja miniaturas sobre hueso de camello con un pincel finísimo de pelo de gato. Tiene el pulgar manchado, pues ahí seca la herramienta, y pinta sobre cajitas de diferentes tamaños, todas a la venta.

Y seguimos con artesanos: Cuba y República Dominicana, la una al lado de la otra en el pabellón 8, compiten en maestros tabaqueros. En ambos expositores se puede observar el delicado arte de liar las hojas de tabaco. Con suerte logrará recibir en obsequio Habanos y Dominicanos, respectivamente. Pero en el caso de Cuba, podrá olerlo, que no fumarlo, al tiempo que calienta boca y oídos con un mojito de ron, marca nacional, y algún que otro son en directo. Congas, cencerro, maracas y guitarra recuerdan el estilo de la vieja trova.

Ronda latinoamericana

En Argentina, poco más allá, habrá exhibición de tangos a lo largo de hoy y mañana. En la provincia brasileña de Bahía, unas mujeres pasarán toda la jornada ensortijando cabezas con trenzas típicas de hilos de colores. Y en Perú, indígenas con ropas tradicionales explican que este año la apuesta de su país pasa por la selva olvidada del norte, junto a la ciudad de Iquitos, adonde no llega ninguna carretera: "Pero se puede ascender en barco por el río Ucayali. Un viaje impresionante hasta el nacimiento del Amazonas".

En busca de 'Fluvi'

Agua, mucha agua. La Exposición de Zaragoza 2008 (del 14 de junio al 14 de septiembre), con sus 25 hectáreas a orillas del Ebro, es uno de los grandes reclamos de Fitur este año. Mire donde uno mire, entre pabellón y pabellón, uno se acaba topando siempre con Fluvi, la mascota de esta Exposición Universal dedicada al agua -y por ello, una gota de aspecto marciano-. Varios guías turísticos dan información detallada sobre el evento tanto en el patio central de Ifema como en el stand de Zaragoza, en el pabellón 7, donde además podrá conseguir, con insistencia, un muñeco de Fluvi que acaba convirtiéndose, no es broma, en una tomatera.

Para matar el hambre

El capítulo gastronómico ha de acercarnos necesariamente a Castilla y León (pabellón 9), donde hoy se celebran demostraciones a cargo de chefs de la zona. En el stand de Palencia, por ejemplo, se anuncia que mañana, domingo, habrá matanza del cerdo; pero no en Fitur, sino en la plaza Mayor de la capital palentina.

En el expositor de Navarra se ofrece licor de brujas, o mandrágora, después de la representación teatral del famoso Akelarre de las cuevas de Zugarramurdi, hoy por la tarde. Como las cuevas no acogen esta tradición desde hace un par de años, será una buena oportunidad de verlo, entre motivos y diseños de Kukuxumuxu.

Puede acercarse también hasta Castilla-La Mancha (pabellón 7), donde, además de la Ruta de Don Quijote, y la cinematográfica de Pedro Almodóvar, manchego por antonomasia, han reinventado su modelo de turismo con seis nuevas rutas literarias: de Fray Luis de León a Quevedo.

Aquellas personas proclives a la lumbalgia no han de olvidar que en Indonesia el exotismo y el lujo asiático son un modo de vida. En su expositor (pabellón 10), dos masajistas balineses posarán, y gratis, la sabiduría de sus manos sobre cualquier espalda que se lo pida.

Los <i>silleteros de Medellín</i> (Colombia) hacen demostraciones de su arte floral en Fitur.
Los <i>silleteros de Medellín</i> (Colombia) hacen demostraciones de su arte floral en Fitur.BERNARDO PÉREZ

GUÍA PRÁCTICA DE FITUR

Datos básicos

- Cuándo: Fitur estará abierta hoy

y mañana para el público general.

- Dónde: en Ifema (Feria de Madrid. Recinto ferial Juan Carlos II).

- Horario: de 10.00 a 20.00,

los dos días.

- Entrada: tiene un valor de 7 euros

y se puede comprar directamente

en las taquillas exteriores, ubicadas en Puerta Sur, Puerta Norte y Puerta Este.

- Información: 902 22 15 15; www.fituronline.com. Si la llamada

se hace desde el extranjero,

34 91 722 30 00.

- Cómo llegar: Metro, línea 8, estación Campo de las Naciones. Autobuses, líneas 112, 122 y 828.

- Transporte: dos autobuses facilitarán el traslado entre los extremos del recinto, así como hasta las diferentes áreas de aparcamiento.

- Guardarropa: existe un servicio

de guardarropa a la entrada de cada uno de los pabellones de Fitur. Prenda, 1 euro; equipaje, 3 euros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Guillermo Abril

Es corresponsal en Pekín. Previamente ha estado destinado en Bruselas, donde ha seguido la actualidad europea, y ha escrito durante más de una década reportajes de gran formato en ‘El País Semanal’, lo que le ha llevado a viajar por numerosos países y zonas de conflicto, como Siria y Libia. Es autor, entre otros, del ensayo ‘Los irrelevantes’.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS