Televisión

Tele 5 precipita el cierre de un desgastado 'Aquí hay tomate'

El magacín ha perdido cerca de cuatro puntos de cuota en un año

Tele 5 lo mata antes de que muera. Aquí hay tomate (15.30), paradigma de los magacines que hurgan en vidas ajenas, echa el cierre el próximo viernes. La audiencia ha bajado del 25,2% de la temporada anterior al 21,5% con el que se despide ahora. Sus productores, La Fábrica de la Tele (La noria), compañía participada en un 30% por Tele 5, se encargarán de diseñar el formato que sustituirá al programa desaparecido.

Sus productores preparan el relevo con otro espacio de crónica social

Más información

Aquí hay tomate anunció ayer su entierro con una de las habituales fórmulas de sus más preciadas exclusivas: voz en off, texto sobre fondo negro y ambientación musical a tono. "La vida de Isabel Pantoja [la tonadillera ha sido frecuente diana de sus dardos] va a cambiar radicalmente dentro de tres días", comenzó. "Volverá a sonreír, pero estamos seguros de que no tardará en echarnos de menos, porque Aquí hay tomate se acaba para siempre". Por si alguien se confiaba: "Sólo quedan tres días de Tomate. Suficientes para contar algunas cosas que nos hemos ido guardando".

A esta manera de cubrir la crónica social -de factura técnica impecable, por otra parte-, Tele 5 la clasifica en la categoría de "programa satírico del corazón". Pero no todos los afectados comparten su sentido del humor, pues Aquí hay tomate, junto a otros magacines de la cadena -la mayoría desaparecidos-, ha sido condenado por intromisión en el honor de personajes populares: 300.000 euros de indemnización al presentador Gonzalo Miró por especular con la identidad de su padre; 270.000 euros al periodista Pepe Navarro por una "campaña sistemática de descrédito"; 50.000 al torero Francisco Rivera por divulgar comentarios sobre su vida sexual...

El cierre de Aquí hay tomate llegó ayer por sorpresa. Como reconocieron en antena los presentadores, Jorge Javier Vázquez y Carmen Alcayde. Estrenado en marzo de 2003, despidió su primera temporada con un 19,7%. Posteriormente, su share no bajó del 24,7%, lo que le llevó a liderar la franja de sobremesa en 991 de sus 1.221 emisiones. Aún este curso, con un 21,5% de cuota, es lo más visto en su horario.

Se impuso sobre ofertas de sus rivales directos, como Amar en tiempos revueltos o la Vuelta, en TVE-1, o la batería de estrenos con la que Antena 3 intentó plantarle cara: La sopa boba, El auténtico Rodrigo Leal, Cafetería Manhattan o CLA, No somos ángeles. Pero han aparecido nuevos competidores que han fragmentado el mercado. Sé lo que hicisteis..., la cara b de Aquí hay tomate en La Sexta, empezó a arañar espectadores, y del 6,1% con el que empezó la temporada 2007-2008 ha pasado al actual 8,4%.

Y Cuatro ha estrenado Fama, ¡a bailar!, que el pasado lunes reunió a una media de 1.309.000 espectadores, con una cuota del 10,8%. En su franja de emisión, la cadena generalista de Sogecable ha crecido más de tres puntos entre noviembre (antes de la llegada de Fama) y enero.

El de Aquí hay tomate no es el único caso zanjado precipitadamente por Tele 5 en el inicio del año, donde no remonta en enero un acumulado del 18,9%, cuando habitualmente se mueve en un share no inferior al 20%. De la segunda temporada de MIR sólo se emitió un episodio (13,4%). El concurso Pasapalabra sustituyó sobre la marcha a un flojo ¡Allá tú! Y Los Serrano cambió de día para proteger el estreno de Sin tetas no hay paraíso.

No hay de momento un sustituto para el Tomate. La cadena reestructura la sobremesa y la tarde con los mismos elementos con los que cuenta ahora: el resumen de Supervivientes (24,5% el pasado lunes), el incombustible e imbatible culebrón Yo soy Bea (28,6%) y el magacín Está pasando (19,7%).

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0029, 29 de enero de 2008.