Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía refuerza la alerta tras la detención de islamistas en el Raval

Saura asegura que la operación policial evita que las células "vayan a más"

Los tres cuerpos policiales que operan en Cataluña se mantienen "en alerta" tras la desarticulación de una célula islamista en el barrio del Raval de Barcelona.Los Mossos d'Esquadra, el Cuerpo Nacional de Policía y la Guardia Civil han reforzado su coordinación y han incrementado la vigilancia para impedir la comisión de atentados por parte de grupos extremistas. Lo dijo ayer el consejero de Interior, Joan Saura, como máximo responsable de la seguridad ciudadana.

A un mes y medio de la celebración de las elecciones generales, la prioridad de los policías que trabajan sobre el terreno es controlar las concentraciones multitudinarias. Con idéntico sigilo trabajarán los agentes de la división de información, que ha aumentado el número de efectivos para escudriñar el funcionamiento de las células islamistas. "Se trata de apostar por la información para prevenir, más que sacar policías a la calle", aseguraron fuentes de Interior.

Los investigadores ven improbable un ataque suicida en Barcelona

La detención de 14 personas en Barcelona -12 paquistaníes y 2 indios- servirá, a juicio de Saura, para impedir que las células islamistas "vayan a más" y se atrevan a pasar "de las palabras a los hechos". El consejero aludió así al "salto cualitativo" dado por los presuntos terroristas, la mayoría miembros de Tablig, una corriente integrista del islam. Hasta ahora, las detenciones practicadas en esta comunidad se dedicaban a recaudar fondos para la yihad o, a lo sumo, a reclutar muyahidines para luchar en Irak o Afganistán.

En los últimos cinco años, Cataluña ha sido escenario de más de 70 detenciones de islamistas radicales. Este dato ha llevado a algunos sindicatos policiales y a los grupos de la oposición, CiU y el PP, a considerar que el territorio catalán se ha convertido en un "nido" de extremistas, afirmación que el Gobierno tripartito niega en redondo. Saura reconoció ayer, sin embargo, que el terrorismo islamista es "el principal riesgo" para Cataluña. Lo mismo que ocurre, dijo, con el resto de España y de Europa. En este sentido, alabó la "profunda coordinación" entre el Ministerio del Interior y la Generalitat.

Por ahora se desconoce si los detenidos se habían fijado atacar algún objetivo concreto. Fuentes de la investigación consideraron ayer muy improbable la posibilidad de que los presuntos terroristas intentasen cometer un atentado a gran escala a la salida de una mezquita. Según las mismas fuentes, el recurso a la inmolación no se ha detectado en los grupos radicales que tratan de establecerse en el territorio. En las próximas horas, una vez finalizado el análisis del material incautado, se conocerán "resultados concretos de la operación", avanzó Saura.

Las declaraciones del consejero ecosocialista no han gustado al PP catalán. Su presidente, Daniel Sirera, exigió ayer la comparecencia de Saura en el Parlament para ofrecer detalles sobre la situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de enero de 2008