Análisis:A la parrilla
Análisis
Exposición didáctica de ideas, conjeturas o hipótesis, a partir de unos hechos de actualidad comprobados —no necesariamente del día— que se reflejan en el propio texto. Excluye los juicios de valor y se aproxima más al género de opinión, pero se diferencia de él en que no juzga ni pronostica, sino que sólo formula hipótesis, ofrece explicaciones argumentadas y pone en relación datos dispersos

Continuará

La competencia entre series concentradas los martes por la noche ya tiene bajas: TVE programó una edulcorada película de guerra, Pearl Harbor, en vez de Herederos, que pasó al lunes. Y pinchó. House (Cuatro), Los Serrano (Tele 5) y Los hombres de Paco (Antena 3) suman, entre las tres, más de diez millones de espectadores. Un buen pellizco si tenemos en cuenta la rutina cutre que ofrecen estas producciones recién estrenadas y ya tan cansinas. El déjà vu es mala cosa: habla de falta de talento.

La novedad del día estaba, pimpante, en el telediario. Todos a una, Fuenteovejuna, convirtieron al abogado del Estado y empresario Manuel Pizarro, el hombre de las opas, antiopas y los trucos para hacer beneficios, en el héroe del momento. Su aspecto hosco y enfurruñado -la tele desvela entretelas del alma- debe servir, explican, para que el PP gane las elecciones. Por ahora, marca el guión de los telediarios, que ésta es la batalla. Zapatero, su Alianza de Civilizaciones y su "acción para la paz" quedaron empequeñecidos por el golpe Pizarro. Gracias a él, Rajoy copó tres turnos en las noticias de Ana Blanco. Gabilondo bendecía la operación calificándola de "excelente maniobra" y Pizarro era descrito como un "Robin de los Bosques de Endesa" y alguien "con listeza para hacerse rico". La tele no da para más.

La nueva estrella desbancó el show del regreso de El Solitario, el dato de un IPC rampante, la bajada de las bolsas europeas, la desaparición de marineros y de una niña o la muerte de una chica que se operaba para ser delgada. Un récord. Sólo Pedro Solbes resistió tal marea, a modo de frontón versallesco. Ah, pero en el último minuto del telediario de Lorenzo Milá, el telespectador pasaba la página Pizarro: "Gallardón no irá en las listas". Fue suficiente para que el héroe del día quedara eclipsado y el suspense del culebrón político intacto. El telediario es pura promesa: continuará.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS