El PNV descarta la coalición con EB y Aralar, pero queda abierto a EA

La decisión la adoptó por unanimidad la ejecutiva del partido el sábado

Nadie dudaba ya de que la ejecutiva del PNV rechazaría la coalición promovida por Joseba Egibar para las elecciones del 9 de marzo. Quizá lo más destacado es que ha sido por unanimidad habida cuenta del ardor esgrimido por el presidente del GBB. Ni siquiera ha habido una excepción en el caso de la Cámara Alta donde la colaboración apuntalaría a los tres senadores de Guipúzcoa, que pueden peligrar.

La ejecutiva del PNV dejó zanjada la cuestión el sábado, con esa negativa esperada, según pudo saber este periódico de fuentes del propio Euskadi Buru Batzar (EBB), que adelantó una discusión prevista para su reunión de hoy.

Ortuzar se opone a "un polo político" sobre la propuesta de Ibarretxe

La decisión se adoptó por unanimidad, aseguraron las mismas fuentes, en lo que constituye una sorpresa, dado que la propuesta partió de Egibar. A qué se ha debido la reconducción de la postura del presidente del PNV de Guipúzcoa, en cuyos aledaños se eludió ayer comentar la cuestión, es de momento una incógnita.

La dirección del PNV acordó también dejar la puerta abierta a la reconstrucción de la coalición con EA, una oferta que Urkullu, ya transmitió a Unai Ziarreta los pasados 27 de diciembre y 9 de enero.

Sin que la decisión se oficializara, dos declaraciones realizadas ayer por el presidente peneuvista Iñigo Urkullu y por el portavoz de la presidencia de Ezker Batua, Mikel Arana, la sugerían ya. Urkullu dijo a la Cadena Ser que su partido no encuentra "natural" la coalición tetrapartita, y sí, sin embargo, la alianza con EA. Arana anunció que EB concurrirá a las elecciones "con nuestras propias siglas, nuestros candidatos y nuestro programa". EA ha quedado en una difícil situación, emplazada por el PNV, y abocada a aparecer como la responsable de la imposibilidad de la unidad nacionalista en las elecciones del 9-M.

La opción de restringir la colaboración al Senado contaba con escasas posibilidades también de antemano. "¿Qué haríamos, mítines conjuntos para el Senado y competir luego entre nosotros para el Congreso?", se razonaba en medios del PNV para descartar esa doble fórmula.

La pregunta es por qué se erigió Egibar en promotor de tan singular coalición, donde todo lo pondría el PNV, y que mezcla "peras, con manzanas, plátanos y aceitunas", en palabras del senador Iñaki Anasagasti. También por qué lo hizo justo cuando acababa de recomponerse, con él como copartícipe, el consenso interno, a sabiendas de que perjudicaba esa imagen de unidad recuperada, tan ansiada por la militancia, y también de que tenía el fracaso como horizonte más probable.

En el PNV no se encuentra otra explicación que las dudosas perspectivas electorales en Guipúzcoa. Y también en Álava, donde igualmente mandan los de Egibar. Otra justificación es que éste haya querido dejar claro que no se alineará en el consenso alcanzado para la asamblea nacional y, también, abrir la cuestión con la vista puesta en realidad en las elecciones autonómicas, cuando nadie duda de que volverá a la carga.

El sector mayoritario del partido mantiene una posición de reserva al respecto. "Ahora no nos jugamos ningún gobierno. Entonces, se verá", dicen.

"No es bueno para Euskadi crear un polo político en torno a la propuesta del lehendakari", avanzó ayer el nuevo presidente delBBB, Andoni Ortuzar, al tiempo que ponía en valor el pacto con el PSE-EE en la Diputación."Es difícil entender Vizcaya sin lo que ha sido y es el socialismo" allí, dijo.

El riesgo sobre posiciones electorales y de poder puede obrar, llegado el caso, en cualquier sentido y la clave para todo está en dos citas ya fijadas: la del 9-M y la que dejó puesta con el Parlamento para junio el lehendakari para su consulta. En el PNV no se habla de más allá de esa fecha.

Las distinas ópticas en el PNV

- Iñigo Urkullu. "El PNV aborda las elecciones desde su proyecto político propio y está abierto a colaboraciones naturales, no forzadas. Nos cuesta ver esa coalición como natural. Una colaboración natural sería una alianza estratégica con EA".

- Joseba Egibar. "Nos jugamos más que un número de diputados. Hay que activar el colchón social de la propuesta de Ibarretxe. Es hora de unir fuerzas y dar la talla como pueblo, llevando a Madrid una única propuesta".

- Juan José Ibarretxe. "El objetivo es tener un Grupo Vasco fuerte [en el Congreso]. Seremos quienes llevemos la voz del pueblo vasco a Madrid, más allá de que se vaya a las elecciones de una manera o de otra".

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 13 de enero de 2008.

Lo más visto en...

Top 50