Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Radio

La nueva 'Hora 25'

Àngels Barceló conduce a partir de hoy el informativo nocturno de la SER

Hora 25, el informativo líder de la radio española, abre hoy una nueva etapa con la incorporación de Àngels Barceló. La periodista catalana se coloca al frente del noticiero señero de la cadena SER, que durante 15 años condujo Carlos Llamas, fallecido el pasado octubre después de una dura batalla contra el cáncer.

"Voy a mantener el espíritu de Carlos Llamas", dice la periodista

Con 1,3 millones de oyentes, 'Hora 25' es el informativo más escuchado

El cambio de ciclo no olvida esos tres lustros. "Voy a mantener el espíritu de Carlos Llamas, su compromiso con un periodismo serio y riguroso, y su incansable búsqueda de la verdad y la transparencia". Con esta declaración de intenciones arrancará hoy Barceló la nueva etapa de Hora 25, consciente de que "la sombra" de Charly está presente. "La noto colgada en mi chepa. Respetaba mucho su trabajo, y es muy complicado sentarse en la misma silla. No pretendo imitarle porque soy otra persona. Tampoco voy a cambiar Hora 25. Es un programa de referencia, y yo no soy quién para cambiar algo que es una referencia". Barceló insiste en que únicamente cambiará el estilo. "Aspiro a hacer un programa a mi medida. No pretendo hacer lo mismo que hacía otra persona".

Los cambios, que los hay, afectan más a la estructura del programa que a su esencia. A partir de hoy, Hora 25 gana tiempo. Se emitirá de 20.00 a 24.00, e integrará bajo una misma batuta la información local, deportiva, económica y política.

La primera media hora prestará atención a las noticias más próximas a los oyentes, con desconexiones territoriales. Seguirá otro bloque de 30 minutos con el deporte como telón de fondo, un tramo en el que entrará en juego Manolo Lama. Pero no estará solo. "Voy a meter la nariz en el deporte", advierte Barceló, que no oculta su pasión por el fútbol ni su incipiente vocación profesional: "Yo quería ser periodista deportiva. Mi primera incursión fue en 2006, durante la cobertura del Mundial de Alemania que hizo Cuatro".

Más innovaciones presenta la segunda hora. De 21.00 a 22.00 en Hora 25 tendrán cabida los temas de actualidad más sociales, culturales o económicos. Será un tramo "para explicar a la gente lo que pasa, para resolver las dudas de los oyentes y abordar los temas que les preocupan", anuncia Barceló. "Es el momento más magacín del programa, con todos aquellos temas que habitualmente no caben en el informativo o no son tratados en la tertulia".

La segunda mitad de Hora 25 contiene los elementos propios de un informativo puro y duro, que se cierra con el análisis de la jornada. La plantilla de analistas se enriquece con las voces de Eduardo Sotillos, Milagros Pérez Oliva, Carmen de Riego o Suso de Toro, vinculados a A vivir que son dos días, que hasta ahora ha estado conducido por Barceló. Montserrat Domínguez tomará el relevo el fin de semana.

Después de una temporada y media en el magacín de fin de semana, la periodista no oculta sus ganas de volver a la primera línea del periodismo informativo. Comenzó como redactora de los servicios informativos de Catalunya Radio en 1983, recaló más tarde en los noticiarios de TV-3 y de Tele 5, y desde 2006 pilotaba A vivir que son dos días. "No me he desintoxicado de la información. La adicción no se me ha pasado", asegura.

Barceló recibe Hora 25 en sus máximos niveles de audiencia: 1.353.000 oyentes diarios según el Estudio General de Medios difundido en diciembre, más del doble de la audiencia que registra su inmediato competidor, La linterna, de la Cope. "Me han dejado el listón muy alto", sostiene la periodista al hacer referencia al trabajo que ha desarrollado desde hace meses el equipo encabezado por el periodista Javier Casal. "Cuento con todos", afirma. De hecho, Casal será "la segunda voz" del programa.

En su nuevo cometido, la periodista catalana aspira a transportar el tono del magacín de fin de semana y seguir hablando "con calma" en Hora 25. "Ya hay bastante crispación y nervio en las ondas. Hay que hacer un esfuerzo por dejar hablar a la gente y, sobre todo, dejar escuchar; tanto los periodistas como los políticos". Aunque es consciente de que a la vista tiene un trimestre especialmente "denso y atractivo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 7 de enero de 2008