Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Multimedia

El juego del Madrid en la videoconsola

El Real Madrid tendrá tres videojuegos este año, según el acuerdo que el club firmó ayer con la empresa Virgin Play. Habrá un juego para videoconsolas, otro para móviles y uno más que se podrá disfrutar a través de la Red. Aunque no hay nada oficial sobre su contenido, en un primer acercamiento entre la empresa y el club el pasado verano se apuntó que se podría tratar de un juego de mecánica totalmente distinta a los existentes en el mercado. Aquí, el jugador se encarnaría en una joven promesa del club que tendría ante sí el reto de desarrollar su carrera.

Los acercamientos anteriores del Real Madrid al mundo de los videojuegos resultaron bastante frustrantes. El último título oficial, inserto dentro de la serie Club Football y lanzado en 2003 por Codemasters, tuvo unas ventas muy decepcionantes y dejó esta vía de negocio aparcada hasta hoy. Club Football, que contó con licencias oficiales de otros grandes europeos -Barcelona, Juventus, Milan-, intentó plantar cara a las dos grandes franquicias futboleras, Fifa (de EA Sports) y Pro Evolution Soccer (de Konami), sin éxito alguno. Estos dos juegos de fútbol están año tras año entre los más vendidos en España, y en ellos también es posible disputar partidos con el club blanco.

Curiosamente, sí tuvieron algún éxito en el pasado algunos juegos relacionados con deportistas del club, es el caso de los programas para Spectrum como el Michel Futbol Master o, sobre todo, el Fernando Martín Basket Master (1987). El club que ha conseguido mejores resultados económicos con juegos futbolísticos ha sido el Manchester United, que ha conocido media docena.

Virgin Play es una de las principales empresas de videojuegos en España. Ha desarrollado productos propios para el mercado nacional, como el videojuego de Torrente 3 o el del reciente estreno cinematográfico Donkey Xote. También producirá el primer videojuego basado en Pocoyó (La 2).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de enero de 2008