Un puerto de Foster desata la polémica

Críticas vecinales a un proyecto con 750 viviendas y un hotel en Pontevedra

Uno de los proyectos más polémicos de la costa gallega verá la luz en breve. Residencial Marina Atlántica, promotora del plan del arquitecto Norman Foster en unos terrenos de Cangas do Morrazo (Pontevedra), reiniciará en la segunda quincena de este mes las obras del puerto deportivo, paralizadas desde octubre de 2005 por la obstrucción del colectivo vecinal Foro Social pola Defensa do Pobo. El puerto deportivo se complementa con la urbanización de los terrenos adyacentes, que pertenecieron a la histórica conservera Massó Hermanos, y en donde se edificarán 750 viviendas. La promotora cree haber generado un nuevo clima social que permite relanzar el proyecto, pero la polémica sigue viva tanto en el foro vecinal como en la política municipal.

Alternativa Canguesa de Esquerdas (ACE), que participa con BNG y PSOE en la coalición que gobierna Cangas, presentará una moción al pleno municipal para anular todo el proyecto. Esta iniciativa abre una fisura en la coalición y la alcaldesa nacionalista, Clara Millán, declaró ayer que ACE debería haber consensuado su acción con sus socios de gobierno.

Marina Atlántica, según explicaron fuentes de la misma, comenzó después de las últimas elecciones locales un proceso de explicación del proyecto a todas las partes implicadas que ha permitido un mayor grado de aceptación. Xosé Luis Barreiro, ex vicepresidente de la Xunta, fue el intermediario elegido para esas tareas de explicación por la promotora, participada por Caixanova, Atlántico Construcciones y Puentes y Calzadas.

Menor impacto pesquero

En el puerto deportivo, con un espigón de 600 metros y con capacidad para 450 amarres, se ha sustituido el inicial muelle de escollera del proyecto de Foster por otro de hormigón, lo cual aminora la lámina de agua necesaria y su incidencia sobre la pesca, hasta ahora uno de los motivos principales de oposición a las obras. Además, las obras empezarán por la restauración de un viejo muelle.

Paralelamente, Marina Atlántica sigue la tramitación administrativa para desarrollar la urbanización en O Salgueirón, que además de las 750 viviendas, prevé un hotel, un centro comercial, paseo marítimo y otras dotaciones.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS