Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.600 conductores quedan atrapados dos horas en el aparcamiento de La Vaguada

Ni hacia delante ni hacia atrás: 3.600 coches atrapados durante más de dos horas. Familias encapsuladas en tres metros cuadrados, bajo tierra y sin escapatoria posible. El pasado miércoles, el aparcamiento del centro comercial La Vaguada volvió a transmutarse en trampa mortal, como casi todos los años en estas fechas, entre las siete de la tarde y las nueve de la noche. El atasco en el exterior, en la avenida de la Ilustración, impidió que los automóviles pudiesen salir. Poco a poco, la cola se convirtió en una serpiente inmóvil. "Un pollo descomunal", en resumen, algo jocoso de Eusebio, un empleado.

El centro comercial pidió a los conductores que apagasen los motores para evitar la concentración de CO2 y humos. Al parecer, con éxito, aunque dos personas fueron atendidas por el Samur. Una, por una "comprensible" taquicardia derivada de los nervios. La otra, por un problema respiratorio, "seguramente agravado por una crisis de ansiedad", según la portavoz de Emergencias Madrid. La policía local controló la salida y se impidió la entrada de vehículos durante más de tres horas. Además, se dejaron abiertas las barreras para que se disolviera el tapón con más rapidez.

En 1993, 10 años después de inaugurarse el que era entonces el mayor centro comercial de Europa, quedaron atrapados en su aparcamiento más de 2.000 coches. Es, pues, una remota tradición que se ha repetido casi siempre al menos una vez al año. Hace 14 años, los gerentes del centro aseguraron que no volvería a ocurrir.

Ayer, Pablo Rodríguez, gerente de mercadotecnia, no quiso ser tan categórico y prefirió plantear los atenuantes: "Somos el tercer aparcamiento de España con mayor rotación de automóviles, tras los de Barajas y El Prat", subrayó Rodríguez, que achaca el problema a que era el primer día laboral, a que la salida principal desemboca en la M-30, a que no paró de llover durante todo el día y a que sus majestades los Reyes Magos de Oriente tienen previsto llegar a Madrid el día 6 de enero. O sea, como todos los años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de enero de 2008