Herrera asegura que sólo ICV puede frenar un pacto PSOE-CiU

Iniciativa per Catalunya está convencida de que los socialistas catalanes no pondrán impedimento alguno a un eventual pacto de Gobierno entre el PSOE y Convergència i Unió tras las elecciones generales del 9 de marzo. La candidata del PSC por Barcelona, Carme Chacón, es una fan de Zapatero, afirmó ayer el ecosocialista Joan Herrera y, por ello, dirá amén a cualquier propuesta de su jefe de filas. Herrera erigió ayer a Iniciativa per Catalunya como la única que puede abortar una alianza entre PSOE y CiU y como garante de que el Ejecutivo central continúe avanzando en sus políticas de izquierda, sobre todo en los ámbitos económico y social.

"Lo que necesita el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, es una actitud exigente para llevar a cabo políticas de izquierda", señaló el diputado de Iniciativa-Verds. Esta actitud, dijo, no vendrá de la mano de Convergència i Unió, sino de ICV a partir de la "experiencia probada" de la pasada legislatura. Y pasará, agregó, por reivindicar políticas de equidad y justicia, medioambientales y de avance hacia un estado que reconozca su carácter plurinacional.

Ayer mismo, Carme Chacón aparcó sus críticas contra los nacionalistas de CiU después de que Zapatero admitiera su deseo de sellar acuerdos con Josep Antoni Duran Lleida si gana las legislativas de marzo. Chacón, que arreció sus ataques contra los nacionalistas tras el veto de éstos a los Presupuestos del Estado, señaló que el presidente del Gobierno es capaz de pactar "con todos". La ministra de Vivienda se mostró convencida de que los catalanes serán "decisivos" para lograr otra victoria del PSOE e impedir así que Cataluña vuelva a sufrir "otra asfixia" con el Partido Popular.

El republicano Joan Ridao, cabeza de cartel por Barcelona, puso más condiciones para votar la probable investidura de Zapatero. Si la pasada semana dijo que exigirá la publicación de los balances fiscales, ayer condicionó este apoyo a un sustancial incremento del gasto en políticas sociales, en torno al 2% del producto interior bruto y a las pensiones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 03 de enero de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50