Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Quintana se reafirma en consolidar el bipartito

El vicepresidente de la Xunta, Anxo Quintana, ejercerá su liderazgo "para mantener la mayoría parlamentaria que sustenta al Gobierno gallego" y que el pasado jueves, con el abandono del presidente Touriño del pleno para no votar el dictamen de la Cidade da Cultura, pareció hacer crisis. En una entrevista a la Cadena SER, Quintana señaló ayer que "el PSOE y el Bloque pueden tener diferencias, pero la mayoría parlamentaria se ha mantenido sólida en estos dos años" y él dedicará su liderazgo a consolidarla "porque eso es lo que quieren los ciudadanos. Yo quiero ser respetuoso con ellos, algo que supongo que el presidente también comparte", afirmó.

La cohesión del bipartito no está en peligro, añadió. "Desde el BNG ésa es la disposición, y creo que todos nos tenemos que aplicar para que esos 38 votos estén siempre unidos". A la pregunta de si Touriño está nervioso por su protagonismo en Madrid, Quintana respondió: "Tengo el protagonismo que me corresponde como vicepresidente de la Xunta y por trabajar por el autogobierno".

Nuevas competencias

La llegada de Elena Salgado al Ministerio de Administraciones Públicas produjo un bloqueo en el traspaso de competencias a Galicia, "pero en política hay que saber aprovechar las oportunidades, y fue muy positivo que el BNG fuese decisivo a nivel estatal esta legislatura. "Eso permitió que el presidente Zapatero pudiese pactar conmigo el desbloqueo de un paquete de competencias", añadió.

No son competencias de segunda, como criticó Alberto Núñez Feijoo. "Vamos a conseguir la competencia sobre el parque natural de las Islas Atlánticas, la cooperación conjunta con el Estado en Inspección de Trabajo, la gestión de los museos y bibliotecas... y a mí, como responsable político, que Feijóo considere secundario el medioambiente, la cultura, o la Inspección de Trabajo me da como para desconfiar", declaró.

Además, prosiguió, el acuerdo de traspaso ha permitido a Galicia recuperar la autoestima perdida durante los gobiernos del PP, una etapa en la que se miraba con envidia a Cataluña o Euskadi. "Ahora hay muchos gallegos orgullosos de que Galicia decida en Madrid", recalcó. A su juicio, el Bloque aumentará considerablemente sus votos en las próximas elecciones y será "el mejor freno ante los deseos de involución democrática de Rajoy".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 31 de diciembre de 2007